Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

COREA Y CHINA TIENEN AHORA LA DELANTERA

Los gigantes electrónicos de Japón en crisis

Hubo una época en que los triunfadores japoneses de la electrónica, Sony, Panasonic y Sharp, reinaban en el mundo. Pero hoy esas empresas pierden miles de millones de dólares anuales. ¿Cómo lograron caer tan bajo estas poderosas compañías?

4/4/2013

Si se quiere tener una idea de lo que ocurrió con la industria electrónica japonesa, basta con dar un paseo en el metro de Tokio. El transporte subterráneo de la capital japonesa ahora cuenta con cobertura móvil 3G, pero en el país no está permitido hablar en el teléfono móvil en el transporte público desde un famoso atentado terrorista hace ya varios años, por lo que quienes viajan están ocupados enviando mensajes de texto con sus aparatos.

Y ¿qué marca de aparato usa la mayoría? Un rápido vistazo por el vagón muestra que casi 80% de los usuarios tenemos un iPhone de Apple.

La evidencia es bastante clara: donde una vez la gente solía escuchar un Sony Walkman, hoy quienes dominan son Apple y Samsung, incluso en la tierra de Sony.

La evidencia también puede verse en los resultados financieros: las cuentas de los gigantes electrónicos de Japón están cubiertas de tinta roja.

Sony quizá logre obtener un pequeño beneficio este año, el primero desde 2008, pero se espera que Panasonic (antes llamado Matsushita) arroje una pérdida de US$ 9.000 millones, mientras Sharp, que es mucho más pequeña, está perdiendo dinero tan rápido que no podrá sobrevivir otro año sin una inyección importante de capital.

¿Qué fue lo que ocurrió?

Según el economista basado en Tokio, Gerhard Fasol, los gigantes japoneses se han visto dominados por la revolución digital.

Estas empresas, explicó a los cronistas de la BBC, realmente construyeron sus imperios con la fabricación de complejas máquinas eléctricas: televisiones a color, radios, reproductor de casetes, frigoríficos y lavadoras de ropa.

Estos aparatos contenían componentes electrónicos pero básicamente eran dispositivos mecánicos.

Pero entonces llegó la revolución digital y el mundo cambió.

"El Walkman de Sony es un ejemplo clásico", explicó Gerhard Fasol. "No tenía software, era puramente mecánico. Hoy en día es necesario tener un modelo de negocio con software, lo cual es totalmente diferente".

La revolución digital no sólo cambió la forma como los dispositivos electrónicos funcionan, también cambió el modo como éstos se fabrican.

Todo el modelo de manufactura evolucionó a medida que las compañías decidieron mover su producción a países de bajo costo.

Esto ha colocado una enorme presión en el margen de beneficios de los fabricantes japoneses.

"Basta con ver a Apple", dice Fasol. "Fabrican iPods y iPhones. Apple tiene un margen de ganancia de por lo menos 50% en esos productos".

"La gente dice que los iPhones están fabricados en China pero quizás sólo 3% del valor de un iPhone se queda en China. Así que hoy en día es difícil volverse rico con sólo la manufactura, se tiene que hacer mucho más", agrega.

Hiroaki Nakanishi, de 66 años, es el presidente de la Corporación Hitachi.

Cuando en 2010 tomó las riendas de la enorme empresa de ingeniería de 100 años de antigüedad, estaba en números rojos.

Nakanishi decidió de inmediato hacer algo "poco japonés". Clausuró o vendió las divisiones deficitarias, la mayoría de ellas dedicadas a la electrónica de consumo.

"La tecnología digital cambió todo", dice.

"En la industria de televisión esto significa que ahora sólo se necesita un chip para producir una imagen de TV grande y de alta calidad. Así que hoy en día todos pueden hacerlo".

"Esto quiere decir que los nuevos participantes de Corea y China tienen ahora la delantera".

Hitachi adquirió su reputación en contar con la mejor tecnología. Pero ahora la nueva competencia está basada en los que tienen las mejores ventas, la mejor estrategia de mercadotecnia y los mayores presupuestos publicitarios.

Según el Nakanishi, las compañías japonesas no tienen capacidades para participar en ella.

"La estructura de la industria ha cambiado completamente" dice. "No podremos ajustarnos a ese ambiente. Es por eso que estamos renunciando a esos segmentos".


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet