Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

EN LOS ÚLTIMOS 14 AÑOS SU PRECIO SE MANTUVO CONGELADO

La gasolina casi gratis le costará caro a Venezuela

Para cubrir los subsidios a los combustibles, el Estado debió asumir cada vez más deuda, pasando de los US$ 28 mil millones cuando Chávez asumió el poder a más de US$ 167 mil millones en 2012. Economistas ven un callejón sin salida financiera en unos dos años.

12/4/2013

En Venezuela, los precios de casi todo suben todos los meses y cuesta encontrar productos básicos como la leche y la harina. Pero hay algo que nunca falta y es prácticamente gratuito: el combustible.

La gasolina de alto octanaje en Venezuela cuesta 1,5 centavos de dólar por litro, al cambio oficial del bolívar. Al cambio no oficial que prevalece en la mayoría de las transacciones, el precio es aún más barato: 0,4 centavos de dólar por litro.

Hay quienes llenan el tanque por la mitad de lo que le cuesta una pequeña taza de café con un toque de leche. "Eso es lo único barato que tenemos acá", dicen.

Durante los 14 años de gobierno del fallecido Hugo Chávez, Venezuela mantuvo los precios de la gasolina congelados incluso cuando un incremento en el gasto fiscal disparó la inflación; entonces la gasolina pasó de ser barata a prácticamente gratuita.

El subsidio es emblemático del populismo económico de Chávez: a través de políticas que implicaban prácticamente regalar gasolina y diésel, consiguió hacerse enormemente popular aunque perjudicó las perspectivas a largo plazo de la economía venezolana.

Ahora que Venezuela elige un nuevo presidente, las distorsiones económicas causadas por la gasolina regalada sobresalen entre las diversas crisis que deberá enfrentará el triunfador en las elecciones del 14 de abril.

El subsidio del combustible ayuda a explicar por qué Venezuela se encuentra en una situación inusual: pese a ser un gran exportador de crudo tiene problemas crónicos de caja.

El déficit fiscal de Venezuela alcanzó 12% de su Producto Interno Bruto el año pasado, según Moody's Investors Service, superando el de las atribuladas economías de la zona euro. La falta de dólares ha desencadenado una grave escasez de productos importados en Venezuela al tiempo que los controles de precios desalientan la producción muchos bienes dentro del país.

La escasez de efectivo significa que el gigante petrolero estatal Petróleos de Venezuela SA no invierte lo suficiente para desarrollar todo su potencial, por lo que la producción de crudo ha caído un tercio desde 1998, un año antes de que Chávez asumiera el poder.

Al mismo tiempo, el uso de gasolina y otros productos refinados por parte de los venezolanos subió 65% entre 1998 y 2011, según la Oficina de Información Energética de Estados Unidos, y hoy usan siete veces más gasolina per cápita que sus vecinos colombianos, donde prevalecen los precios del mercado.

Esta situación sumada a la precaria red de refinerías de Venezuela hace que el país con las mayores reservas de crudo del mundo necesite importar gasolina.

El subsidio de la gasolina reduce el gasto en servicios básicos como las reparaciones de infraestructura y el control del crimen, señala Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de estudios en Washington, quien hace referencia a una política que "se contradice completamente con proyectos estatales de infraestructura, que es lo que Venezuela necesita desesperadamente".

Eso no quiere decir que la situación vaya a cambiar. Muchos venezolanos ven la gasolina barata, que ha sido de una manera u otra una política de gobierno desde mucho antes de Chávez, como una porción de la riqueza petrolera de su país que les corresponde por derecho. Es un beneficio poco común en medio de un panorama marcado por una inflación galopante, la escasez de bienes básicos y una de las peores tasas de delincuencia del mundo.

Pero es, también, un tema que aún no se toca, ya que ninguno de los candidatos presidenciales -el presidente interino Nicolás Maduro y el líder de la oposición Henrique Capriles- lo han mencionado en sus acalorados discursos de los últimos 10 días.



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet