Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

UNA PREGUNTA QUE SE REITERA: ¿QUIÉN SE HACE CARGO?

Más países europeos en la cuerda floja

El traumático rescate de Chipre reitera la típica pregunta de estos tres años de crisis de la eurozona: ¿quién sigue? Con 7.000 millones de euros de "préstamos incobrables", la quinta parte de su PIB, Eslovenia es el candidato más obvio, aunque también aparecen Malta y Luxemburgo.

19/4/2013

El gobierno esloveno de centroizquierda de la primera ministra Alenka Bratusek, que asumió el poder el 20 de marzo último, desmintió categóricamente que su país vaya a necesitar un rescate.

El problema es que los rescates de Grecia e Irlanda en 2010, de Portugal en 2011, del sector bancario español el año pasado y de Chipre en las últimas semanas comenzaron con desmentidas similares.

Y Eslovenia no está sola. Malta y Luxemburgo tienen sectores financieros más grandes en relación al PIB que el de Chipre.

En una clara advertencia a ambos, el presidente del Eurogrupo (que reúne a los ministros de Finanzas de la eurozona), Jeroen Dijsselboem, afirmó que todos los países que tienen un sector financiero sobredimensionado "deben poner sus cuentas en orden porque la respuesta no será que vendremos a rescatarlos".

Un euro que tiembla

En 2010 se creó un acrónimo para los países del euro con problemas fiscales y bancarios: PIGS (Portugal, Irlanda, Grecia y España). Italia convirtió a esta sigla en PIIGS. Con Chipre, la cuestión amenaza convertirse en una indigerible ensalada de letras.

Por un lado, sus problemas son similares (excesivo endeudamiento fiscal, fragilidad bancaria). Por el otro, la interdependencia económico-financiera de sus miembros hace que cada crisis tenga un potencial efecto dominó.

Una medida del fracaso de la llamada "Troika" (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) para lidiar con la crisis es que ha ido negociando rescates nación por nación, sin poder evitar el contagio.
En 2010, Grecia despertó dudas sobre la salud financiera de Irlanda y Portugal, y esos tres países juntos generaron fuertes temores por España, que terminó colocando a Italia en la cuerda floja.

Chipre es un nuevo acto del drama. Arrastrada por los préstamos incobrables que hizo a Grecia, esta isla de poco más de un millón de habitantes empieza a cosechar sus propias víctimas.

Con apenas dos millones de personas, vecina de Italia, Austria, Croacia y Hungría, Eslovenia se parece a un actor aterrorizado de salir a escena en un momento de alta tensión dramática.

En un informe de fines de marzo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que Eslovenia precisa unos 3.000 millones de euros este año para el presupuesto, el pago de la deuda y la reforma de los bancos.

"El nerviosismo de los mercados se centra en una pregunta: en caso de debacle, ¿quién se hace cargo del desaguisado?".

En respuesta, el gobierno indicó que no emitirá deuda para financiarse en los mercados de capital: "Podemos esperar a que los mercados se tranquilicen y que los inversores se sientan cómodos con nuestro accionar", aseguró el ministro de economía Uros Curfer.

Por el momento, los prestamistas están nerviosos. En la última semana de marzo, durante el estallido chipriota, la tasa de interés para los bonos soberanos eslovenos con vencimiento en 2021 pasó de 5,45% a 6%.

La estrategia del gobierno esloveno tiene dos problemas: no hay garantías de que las tasas no se sigan disparando y su fecha de vencimiento está a la vuelta de la esquina.

El cálculo es que en junio el gobierno deberá salir, sí o sí, a financiarse en los mercados.

En última instancia, se puede reiterar: "El nerviosismo de los mercados se centra en una pregunta: en caso de debacle, ¿quién se hace cargo del desaguisado?".



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet