Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

HASTA NUEVO AVISO

Nuevo y duro decálogo de Moreno para importar

Aunque una empresa haya tenido superávit en 2012, igual tendrá que exportar más este año para comprar en el exterior. Y para poder hacerlo habrá que demostrar fehacientemente por qué no hay proveedor local. El nuevo decálogo para poder importar -obviamente no escrito- consta de tres principios.

6/5/2013

No importa que en 2012 hayan tenido superávit propio, el contador volvió a cero en enero de 2013 y para importar un dólar hay que exportar otro, y peor para los que el año pasado tuvieron déficit: hasta no cubrirlo, no hay nuevos permisos.

Para poder comprar al exterior, hay que demostrar fehacientemente por qué no hay proveedor local.

Son datos del nuevo decálogo 2013 para los que pretendan ingresar al país productos importados, cualquiera sea su finalidad, ya que desde la semana pasada, luego de tomarse la decisión de volver a cerrar la economía para las compras desde el exterior hasta que se garantice el superávit comercial de US$ 10.000 millones, el régimen para estas operaciones cambió a una nueva versión aggiornada.

Hasta nuevo aviso, el nuevo decálogo es el que se deberá tener en cuenta, advirtió el analista económico Carlos Burgueño en el diario Ámbito Financiero.

"Agradézcanselo a sus amigos sojeros, que se sientan en las silobolsas y nos esconden los dólares, y a los banqueros y a Techint, que quieren hacer un golpe financiero para devaluar", dijo la semana pasada el secretario de Comercio Interior al CEO de una multinacional vinculada a la petroquímica, que pidió una reunión con Guillermo Moreno para explicarle que es necesario que se destrabe la liberación de productos que descansan en contenedores en el puerto de Buenos Aires, indispensables para poder continuar con la producción.

De nada sirvieron las explicaciones sobre que se trata de una compañía que exportó, según sus datos de 2012, el 80% de los que produce y que siempre trabajó con superávit comercial propio. Tampoco fueron útiles las argumentaciones sobre que el contenido de esos contenedores es necesario para poder cumplir con operaciones ya pactadas con Brasil, las que le traerían al país dólares imprescindibles en estos momentos.

El nuevo decálogo modelo 2013, obviamente no escrito, para poder importar consta de tres principios:

* Todo vuelve a cero. Ahora, sólo se podrá importar si el registro de este año es positivo. Lo que continúa valiendo son los acuerdos bilaterales entre compañías que tienen superávit y las que necesitan importar, que le pagan un "fee" para que le "preste" parte de su superávit. En la jerga se lo conoce como el "régimen Pulenta", por la familia mendocina que logró que Moreno les habilite en 2011 seguir importando automóviles Porsche (hoy con mucha demanda) haciendo un arqueo con sus ventas al exterior de vino y maníes.

* El déficit de 2012 continúa en 2013. Si el año pasado se acumuló un resultado negativo entre importaciones y exportaciones, hasta no cubrirlo no se autorizarán nuevas compras al exterior. Así, una empresa que el año pasado tuvo déficit deberá buscar algún socio superavitario de este año (ya no sirve el de 2012) para poder comprar al exterior. Como en esta época del año es difícil encontrarlo ya que las empresas que están vendiendo fuera del país primero quieren garantizarse su propio superávit para poder importar, hasta nuevo aviso el que tuvo déficit en 2012 deberá esperar.

* Buscar proveedor local. Es el nuevo régimen que funciona, por ejemplo, para los súper e hipermercados que se entusiasmaron hace un mes con la posibilidad de traer productos del exterior luego de cerrar el acuerdo con Moreno por el congelamiento de precios. También para las grandes multinacionales y empresas locales industriales (por ejemplo, automotrices, siderúrgicas, textiles y de alimentos y bebidas). Cuando los privados intentan que se les autorice en la secretaría de Comercio Exterior una operación de importación, se les pregunta si buscaron antes un proveedor local que pueda suplir ese pedido. Sólo cuando se justifique que es imposible la alternativa del proveedor local (por cuestiones específicas de calidad o por la inexistencia de un producto similar), la aprobación pasa "a comisión", donde la maquinaria burocrática va habilitando alguna de las 4.000 órdenes que llegan por día a los despachos de los funcionarios habilitados para firmar las autorizaciones.

Tal régimen continuará hasta que el gobierno logre garantizar los US$ 10.000 millones de superávit comercial, advirtió Burgueño. Luego de un primer trimestre complicado (donde el resultado positivo fue de sólo US$ 1.311 millones), ahora se espera que las nuevas trabas comiencen a dar resultado a partir de mayo. Luego habrá una revaluación para evaluar la evolución de la variable, pero la idea del gobierno es que en algún momento antes de las elecciones de octubre la presidente Cristina Kirchner pueda anunciar el logro de la meta. También se tendrá en cuenta la performance de la caída de las reservas de dólares del Banco Central.







 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet