Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

EN MEDIO DE UNA INFLACIÓN GALOPANTE

Lograr medicamentos, odisea para los venezolanos

Medicinas indispensables para muchas enfermedades y hasta cócteles antirretrovirales contra el VIH son medicinas que faltan en las farmacias y centros clínicos, sobre todo del interior de Venezuela, mientras una ley mantiene congelados desde hace 10 años sus precios.

13/5/2013

La escena se repite estos días en las farmacias venezolanas: caras largas de los clientes por no encontrar el medicamento que buscan y empleados que deben lidiar con las quejas de muchos enfermos que ven cómo no pueden seguir su tratamiento porque el fármaco que necesitan no está disponible.

La situación refleja las crecientes dificultades en el país para conseguir un amplio rango de medicamentos, producto de las trabas cada vez mayores para importarlos en medio del control de cambios que rige en Venezuela desde hace diez años.

El problema de personas de edad que hace años que toman ciertos medicamentos para sobrevivir y hoy no pueden hacerlo se extiende a muchos venezolanos, que en ocasiones recorre una farmacias tras otra con la esperanza de conseguir el que buscan.

Aun cuando la situación no es nueva, se ha agudizado desde que comenzó el año por las dificultades de los laboratorios para acceder a las divisas necesarias para pagar a sus proveedores internacionales, después de que el gobierno de Nicolás Maduro eliminara un sistema alternativo donde las empresas podían conseguir dólares.

Gotas para los ojos, píldoras para dormir, para tratar la hipertensión o contra el asma y hasta cócteles antirretrovirales contra el VIH son algunas de las medicinas que faltan en las farmacias y centros clínicos.

La industria farmacéutica atribuye la escasez a una ley que mantiene congelados desde hace diez años los precios de gran parte de las medicinas disponibles en el país y al atraso del Gobierno en entregar al sector las divisas necesarias para la importación.

"El primer problema tiene que ver con la liquidación de divisas, nosotros estimamos que el tiempo de respuesta a nuestras solicitudes es de 180 días promedio", dijo a la agencia EFE el vicepresidente ejecutivo de la Cámara de la Industria Farmacéutica, Ángel Márquez.

"Hay otro elemento, que es el que tiene que ver con los precios. Nosotros tenemos una regulación desde el 2003 sobre una cesta de un poco más de 1.400 productos farmacéuticos, cuyos precios no han sido revisados desde ese año", añadió.

El gobierno suele culpar por la situación a "empresarios inescrupulosos" que a su juicio especulan con el precio de los medicamentos y ha respondido con intentos por impulsar la producción farmacéutica nacional al calor de una serie de convenios suscritos con países como Cuba.

Además, ha montado la red de farmacias Farmapatria que vende medicinas a precios por debajo del mercado en barrios populares del país.

La industria farmacéutica estima, no obstante, que 40% de la cartera de medicamentos del país presenta fallas en su distribución, que en algunos casos se están haciendo sistemáticas. "En cada uso terapéutico siempre hay un medicamento que está faltando", afirmó Márquez.

Las dificultades para conseguir medicamentos se suman a los problemas de los venezolanos para encontrar también algunos alimentos básicos en los supermercados del país, donde el Gobierno mantiene controles tanto en el precio como para el acceso a las divisas para la importación.

El atraso en la entrega de divisas se siente con especial fuerza en los laboratorios, que deben sortear una serie de obstáculos para hacerse con dólares debido a un control de cambios que desde su implementación en  2003 regula la cantidad de divisas a las que las empresas pueden acceder al precio oficial.

"La situación es cada vez más compleja", dijo Márquez, quien indicó que "hasta a los médicos se les han acabado las muestras gratuitas. Hay mucha escasez por todas partes, la gente se queja, pero lamentablemente nosotros no podemos hacer mucho", se lamentó.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet