Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

SU RECETA: "MENOS ROL DEL ESTADO Y MÁS CAPITALES PRIVADOS"

Obama: "No habrá más rescates para los voraces"

Así lo afirmó el presidente estadounidense en referencia a "los que buscan beneficios de manera irresponsable", al hablar este miércoles en Phoenix para impulsar su propia fórmula para reactivar el mercado inmobiliario. Uno de los puntos del plan de Obama es el "cierre de Fannie Mae y Freddie Mac".

7/8/2013

El "cierre de Fannie Mae y Freddie Mac, los dos gigantes que sostuvieron hipotecas y terminaron colapsando en la crisis de la burbuja inmobiliaria y salvados con dinero de las arcas públicas" es uno de los puntos del plan de Obama.

"Creo que el sistema de bienes raíces tiene que contar con un papel limitado del gobierno, ya que son las personas las que deben ser la columna vertebral de esa industria", indicó Obama en un llamado a reformar el mercado hipotecario, porque "volver al sistema de la burbuja destinada a explotar, que causó la crisis financiera, sería inaceptable".

De este modo, el mandatario se metió de lleno en el debate en curso en Estados Unidos sobre la reforma del sistema del financiamiento y garantía hipotecaria, presentando su receta: menos responsabilidad del Estado (heredada de la época del ex presidente demócrata Franklin D. Roosevelt) y más capitales privados.

Empero, propuso sobre todo "poner fin a la era de rescates para Fannie Mae y Freddie Mac", los dos colosos del crédito hipotecario que fueron nacionalizados durante la crisis de 2008 generada por los préstamos impagos, conocidos como "subprime".

"El actual sistema de financiamiento del mercado inmobiliario, donde el gobierno garantiza más del 80% de las hipotecas con Fannie Mae y Freddie Mac, es insostenible", afirman fuentes del gobierno.

Para delinear su plan, Obama eligió Phoenix, en Arizona, una de las ciudades más duramente afectadas por la caída del mercado inmobiliario en 2008.

Arizona, junto a Califonia, Nevada y Florida, fue uno de los estados norteamericanos más afectados por el estallido de la burbuja, con una caída de los precios de las viviendas del 50% respecto del máximo de 2007.

La seguridad de la vivienda es una de las prioridades del presidente Obama, dijeron fuentes de la Casa Blanca.

Ahora ese mercado se está recuperando, pero el camino todavía es largo: los precios de las viviendas en Phoenix subieron el 20,6% en mayo pasado respecto al año precedente, frente al 12,2% registrado a nivel nacional.

Los precios de las casas aumentan, los embargos cayeron a los mínimos desde 2006, las ventas crecen a dos dígitos y, según datos estadísticos, las familias estadounidenses se aprestan a comprar este año cinco millones de viviendas.
Así, el crecimiento del mercado inmobiliario está ayudando a la recuperación económica del país, ya que el PIB está creciendo más de lo previsto y también llegará un impulso desde el intercambio comercial.

El déficit comercial estadounidense bajó en mayo a mínimos desde 2009, con importaciones en baja y exportaciones en alza.

Obama pidió limitar el rol del gobierno, siguiendo con la reducción del 15% anual de las actividades de Fannie Mae y Freddie Mac, firmas que, posteriormente, serán reemplazadas por una entidad de reaseguros estatal en condiciones de intervenir sólo en casos catastróficos.

Es decir, el gobierno se limitará para dejarle espacio al capital privado, también con el objeto de proteger a los contribuyentes, sobre quienes recayó la cuenta del rescate de Fannie Mae y Freddie Mac.


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet