Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

ES ACUSADA DE RETRASAR LA RECUPERACIÓN EUROPEA

Francia, entre las reformas y el rechazo a Hollande

El gobierno socialista de François Hollande acaba de dar un giro completo a su estrategia, optando ahora por el recorte de gastos e impuestos, bajo protesta de los sindicatos que lo acusan de “traicionar al pueblo”.

27/1/2014

El economista jefe para la eurozona de Standard & Poors, Jean Michel Six, dijo que "Francia está retrasando la recuperación de la eurozona", luego que la agencia recortara en noviembre pasado la calificación crediticia de la segunda economía de la eurozona de AA+ a AA.

La advertencia, que fue criticada por el presidente François Hollande, lo llevó sin embargo a dar un giro radical a su plan de medidas socialistas que despertó críticas al interior del país y dudas en la región.

En el último trimestre la atención de las agencias calificadoras se ha trasladado de España a su vecino francés. Mientras los índices PMI (Purchase Manager Index) de la economía española mostraron señales de recuperación en el cuarto trimestre, las cifras de la industria francesa se deterioraron.

La caída en la competitividad de su industria ha impedido a Francia beneficiarse del aumento de las exportaciones, acumulando el mayor déficit fiscal entre los países de la región (US$ 86.000 millones a octubre).

"La recuperación de la región en su conjunto parece que va a fortalecerse en 2014, pero el crecimiento es desigual, especialmente en Francia, que posiblemente cayó en contracción a finales de 2013. (...) Los datos están destacando la necesidad de reformas estructurales", apuntó Chris Williamson, economista jefe de Markit Economics.

La falta de reformas, precisamente, es -según la Comisión Europea- el mayor riesgo para la economía francesa.

Cuando asumió el poder en mayo de 2012, Hollande revirtió las reformas introducidas por Nicolas Sarkozy, entre ellas el alza de la edad de jubilación, así como el recorte de salarios, pensiones y beneficios sociales. Al mismo tiempo introdujo una serie de alzas de impuestos, propia de los regímenes socialistas, que llevaron a Francia a convertirse en el país con la mayor carga tributaria en la OCDE sobre el ingreso de los trabajadores (46,5% promedio), y el tercero en carga tributaria a las empresas (34,4%), solo detrás de Japón y Estados Unidos.

Un año después, en mayo 2013, aseguró que la crisis había terminado, que la recesión era efecto de las políticas de austeridad de Sarkozy, y prometió revertir las cifras de creciente desempleo hacia fin de año. En lugar de implementar las reformas estructurales demandadas por analistas, el FMI y la Comisión Europea, Hollande optó por un masivo programa de subsidios a la contratación y creación de empleo público.

El plan no funcionó: la alta carga impositiva ha golpeado los márgenes de las empresas, reduciendo la inversión y aumentando el desempleo. La tasa de desocupación alcanzó en diciembre el récord de 11% y el FMI prevé un ligero aumento este año y que se mantenga en torno al 10% hasta 2018.

S&P cree que, de seguir en el camino actual, Francia será incapaz de crecer al ritmo necesario para crear empleos, reducir la tasa de desocupación y evitar un mayor deterioro de las cuentas fiscales (Según Oxford Analytica, Francia debe crecer por lo menos un 1,5% anual para controlar el desempleo, pero el consejo apunta a que la expansión de Francia en 2014 continuará por debajo de 1%.

Lo que sí ha disminuido en este contexto fue el apoyo político a Hollande. Cuestionamientos a la introducción del matrimonio homosexual o la política migratoria, así como su incapacidad de reducir el desempleo e impulsar la recuperación de la economía, llevaron a que los niveles de aprobación de Hollande cayeran a 15% en noviembre, la menor cifra registrada por un mandatario francés desde la II Guerra Mundial. Sus problemas personales, por la denuncia de su affaire con una actriz, en desmedro de su novia desde 2007 y considerada la primera dama del país, Valérie Trierweiler, han golpeado además su credibilidad para el manejo de los problemas del país.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet