Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

ARGENTINA, UN PAÍS MARGINADO, SUFRE MENOS LOS VAIVENES

BM: pronóstico reservado para América latina

Los vientos favorables internacionales que sostuvieron el crecimiento de América Latina a comienzos de este siglo están cambiando de dirección, según el último informe del Banco Mundial (BM), dado a conocer esta semana, según el cual dos factores globales explican el cambio de tendencia.

11/4/2014

El primero de los factores que menciona el informe del Banco Mundial es el cambio de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que ha llevado a una drenaje de capitales en países emergentes y de América Latina en particular, y el segundo, según el mismo informe, es la desaceleración de la economía de China.

El efecto de la confluencia de ambas variables, que se notó ya en 2013, se acentuará este año. El año pasado la economía regional creció un 2,4% (la mitad en comparación con los años de "boom" que vivió entre 2002 y 2012) y este año el Banco Mundial proyecta un crecimiento del 2,3%.

Este cálculo -provisorio- esconde un panorama diverso que se mueve entre el mínimo crecimiento de Venezuela, menor al 1%, y el 7% de Panamá.

Pero el Banco Mundial advierte que todo dependerá de la intensidad que adopten los vientos que hoy soplan y reconoce que hay razones para un "moderado optimismo" en la capacidad de resistirlos que tiene la región.

"La profundidad de estos ‘shocks’ externos es incierta y su impacto dependerá del grado de exposición y la capacidad de absorción de cada país, aunque desafortunadamente hay un alto riesgo a la baja del cálculo que hacemos en este momento", señala el informe.

Los efectos del retiro de capitales

Un factor de crecimiento económico regional desde 2002 fue la política de bajo interés de la Reserva Federal estadounidense a la que se añadió a fines de 2008 el "Quantitative Easing" o Flexibilización Cuantitativa, una emisión masiva de dinero a los bancos.

Eso contribuyó a inundar de dólares algunos países de América Latina, donde el capital podía obtener mejores tasas que las que ofrecía la misma Reserva Federal o las entidades financieras de los países desarrollados.

Apenas se mencionó a mediados del año pasado la posibilidad de un cambio de política, hubo turbulencias en las monedas de América Latina y otros países en desarrollo, al punto que la financiera Morgan Stanley acuñó una nueva sigla para el análisis, "los cinco frágiles" de la economía mundial: Brasil (que experimentó la peor caída de su moneda en cinco años), India, Indonesia, Turquía y Sudáfrica.

El cambio de política se hizo efectivo en enero de este año cuando el presidente saliente de la Fed, Ben Bernanke, aprobó la reducción del estímulo financiero de US$ 85.000 millones mensuales a US$ 65.000 millones.

A mediados de marzo, su sucesora, Janet Yellen, indicó que se reduciría a US$ 55.000 millones.

Según el Banco Mundial, México y Brasil, países que por sí solos concentran la mitad de los flujos financieros a la región, están particularmente expuestos a estos vaivenes.

Argentina, que por su "default" a principios de siglo quedó marginada de los mercados de capitales, sufre menos estos vaivenes, mientras que la mayor exposición de México se ve neutralizada por su cercanía e integración con la economía estadounidense.


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet