Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

CONSECUENCIA DE LA DEVALUACIÓN DEL PESO EN ENERO ÚLTIMO

Bancos suben hasta 25% sus tasas de plazo fijo

Esas tasas para pequeños ahorristas subieron entre 3 y 4,5 puntos porcentuales en el último mes en la mayoría de los bancos privados de la Argentina y superaron a los intereses que rinden los bonos de muchas empresas, como consecuencia de la incertidumbre por la inflación. Los ahorristas desechan ahora la compra de esos bonos.

22/4/2014


 Entre marzo y lo que va de abril, los bancos tomaron la decisión de elevar del 21 al 24% anual el interés de un plazo fijo de hasta 30 mil pesos depositado a 30 días, mientras que llevaron al 25% desde ese monto hasta los 200 mil pesos de ahorro.

El alza de tasas también es fogoneada por el Banco Central a través de sus licitaciones de letras y notas, en un intento por evitar que los pesos se vayan al dólar, una estrategia que es motivo de debate permanente entre el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el titular del BCRA, Juan Carlos Fábrega.

El alza de tasas, dispuesta entre marzo y abril, surge como estrategia de los bancos privados del país para evitar que los ahorristas retiren sus depósitos, cuando la inflación oficial que dio a conocer el Gobierno durante el primer trimestre supera el 3% mensual.

Operadores del sistema financiero indicaron a la agencia NA que las entidades debieron salir a elevar así entre 3 y 4,5 puntos porcentuales las tasas que ofrecen para los plazos fijos más chicos, porque temían que los pequeños ahorristas retiraran el dinero cuando la inflación fuera mayor al 21 por ciento de interés que estaban recibiendo por depósitos a 30 días.

Este año había arrancado con tasas promedio del 17 por ciento para estos depósitos y llegaron al cuarto mes con un incremento de entre 7 y 8 puntos porcentuales; sobre todo a partir de la devaluación del peso en la semana del 20 de enero último.

De esta manera, en lo que va del año, el alto interés de los plazos fijos hizo que la mayoría de los ahorristas optara por este tipo de inversiones en bancos y desechara la compra de bonos que ofrecen hasta 24% mensual, pero con contratos anuales.

Fuentes consultadas por NA aseguraron que en esta época los ahorristas ven que la compra de bonos no les conviene porque no se sabe si la inflación estará por debajo o por encima del 3% mensual durante lo que resta del año, por lo que prefieren firmar depósitos a 30 días.

Los bonos de YPF, que terminaron de venderse en diciembre de 2013, se ofrecían con una tasa del 19% mensual por un contrato de un año con los ahorristas y la empresa petrolera había puesto como tope máximo un 24 por ciento de interés para esa inversión, porcentaje que ahora fue superado por los plazos fijos.

La suba de tasas en los plazos fijos, que se encuentra dentro de lo avalado por el Banco Central, permite que las entidades financieras mantengan su cartera de ahorristas por un mayor interés como estímulo, mientras esperan nuevas decisiones del gobierno con respecto a la inflación y el precio del dólar.

Así, el panorama de inversiones en bancos sigue siendo incierto para depósitos a largo plazo y la mayoría prefiere renovar contratos a treinta días.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet