Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

CON LA COLABORACIÓN DE FRANCIA

Siemens frena toma de Alstom por General Electric

El conglomerado industrial alemán Siemens AG interrumpió súbitamente el domingo los planes de Alstom SA -fabricante del “tren bala”- de vender su negocio de energía a General Electric Co. con una contraoferta que crearía un coloso con presencia global, pero arraigado en Europa.

28/4/2014

El ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, allanó el camino de la empresa alemana al recordarle al presidente ejecutivo de Alstom, Patrick Kron, que ningún acuerdo se aprueba en Francia sin tomar en cuenta su opinión.

Kron acababa de aterrizar en París el jueves pasado procedente de Estados Unidos, donde estaba ultimando los detalles de la venta de las gigantescas operaciones de energía de la compañía al grupo estadounidense GE por más de US$ 10.000 millones, cuando recibió un mensaje con carácter de urgencia.

Montebourg le ordenaba al ejecutivo de 60 años que se presentara de inmediato en el ministerio y explicara por qué Alstom estaba negociando un pacto sin su conocimiento.

Tras haber asumido el cargo en 2012, el socialista Montebourg ha utilizado su influencia para persuadir, incitar y, en ocasiones, torcer el brazo de algunas de las mayores compañías y empresarios del mundo, posición que ilustra la forma en la que el gobierno del presidente socialista François Hollande ejerce el papel de guardián del nacionalismo económico francés.

Pese a que el gobierno ha propuesto recortes de impuestos y otras medidas favorables a las empresas, un ala del partido de Hollande sigue aferrada al dirigismo estatal que definió la política económica de Francia después de la Segunda Guerra Mundial.

"GE y Alstom tienen su agenda, que es la de los accionistas, pero el gobierno francés también tiene la suya, que es la de la soberanía económica", señaló Montebourg el domingo.

Alstom no sólo emplea a 93.000 personas, sino que provee equipos clave para los reactores nucleares franceses y fabrica el emblemático “tren bala”, conocidos como TGV. Ésa es la razón por la que el gobierno rescató al gigante industrial hace una década.

Detrás del intervencionismo de Montebourg radica la creencia de que el Estado tiene la obligación de entrometerse en los asuntos de las empresas cuando hay empleos de por medio, aunque no tenga una participación en su propiedad, un enfoque que, en opinión de no pocos analistas, encaja cada vez menos con la realidad del siglo XXI.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet