Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

POR EL FENÓMENO METEOROLÓGICO DE “EL NIÑO”

Los mercados apuestan al alza de commodities

El Niño amenaza con volver a perturbar el clima de gran parte de las Américas, un suceso que podría afectar las economías de los países de la región, elevando los precios de los alimentos y otros productos de primera necesidad y provocando agitación social, según señalan inversionistas y analistas.

30/4/2014

El aumento de las temperaturas en el Océano Pacífico hace que meteorólogos del gobierno estadounidense prevean una probabilidad superior a 65% de que El Niño se manifieste a fin de año. Este fenómeno ocurre cuando los vientos en el Pacífico ecuatorial pierden fuerza o revierten su dirección. Eso hace que la temperatura del agua a lo largo de una gran área se eleve y altere los patrones climáticos alrededor del mundo.

En 1997, un Niño histórico hizo estragos con fuertes lluvias en Estados Unidos y Sudamérica y escasez de agua en Australia.

El Niño tiene la reputación de disparar los precios en mercados tan diversos como el níquel, el café y la soja, por lo que los inversionistas, corredores y analistas en commodities temen su impacto.

Société Générale SA (SocGen) creó hace poco un índice de materias primas ligado al Niño, a pedido de un cliente que quiere apostar al fenómeno meteorológico.

El Niño se asoma en momentos en que los suministros globales de muchas materias primas ya están ajustados, y los inversionistas están acumulando contratos a futuro que ganarían valor si la oferta global de alimentos se redujera aún más.

Los gestores de fondos tienen más apuestas a que los precios de los productos agrícolas subirán que a que caerán en 16 importantes mercados, según un análisis de The Wall Street Journal de datos recogidos por la Comisión de Contratos Futuros de Commodities de EE.UU.

La última vez que se vio esta tendencia fue en junio de 2011, cuando los precios en muchos mercados de materias primas estaban en sus niveles más altos en décadas.

Si El Niño se manifiesta, “será un verano muy estresante”, señaló Héctor Galván, estratega sénior de mercados de RJO Futures en Chicago, en referencia al verano estadounidense a mitad de año. “Será echarle más leña al fuego a estos mercados”.

El Niño puede afectar los mercados de commodities de maneras sorprendentes. Las lluvias fuertes e impredecibles son su característica insignia. Sin embargo, para los analistas de Société Générale, son los mineros y no los agricultores los que más tienen que preocuparse. Desde 1991, los precios del níquel son los que más han subido -13,9%- de los 11 commodities que rastrea el índice del banco durante los años en que este ciclo climático se ha producido.

La razón está en que El Niño causa clima seco en Indonesia, el principal productor del metal, que se utiliza para fortalecer el acero. El equipo minero en ese país depende mucho de la energía hidroeléctrica; de modo que mientras menos llueva, menos níquel produce Indonesia.

Para Michael Haigh, jefe global de análisis de commodities de SocGen, un inversionista podría hacer mucho dinero si apuesta a que los precios del níquel subirán como consecuencia del Niño. Los precios del metal ya han avanzado este año debido a restricciones de exportación en Indonesia.

El Niño usualmente ocurre alrededor de la Navidad, y de ahí su nombre, pero meteorólogos en Australia dicen que el próximo podría formarse hacia el mes de julio.

Para entonces el clima extremo podría impulsar aún más los precios de materias primas como el café, el azúcar y la soja, y con ello exprimir los bolsillos del consumidor e interrumpir la recuperación económica en los países desarrollados, pero un alza en los commodities también desestabilizaría a países pobres que importan la mayor parte de sus alimentos, explican los analistas.

“Este tipo de presiones climatológicas, combinadas con El Niño, podrían crear una mezcla tóxica”, advirtió John Baffes, economista sénior del Banco Mundial. “Si tenemos un año del Niño y los precios se disparan, definitivamente veremos agitación social”, dijo.



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet