Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

¿UNA NUEVA GENERACIÓN DE AVIONES EN LA PRÓXIMA DÉCADA?

Prevén vuelos supersónicos para pasajeros

La NASA, asociada con empresas como Boeing y Lokheed Martin, trabaja en diseños conceptuales que prometen menos ruido y mayor velocidad en rutas intercontinentales. Estos aviones ya podrían volar entre 2020 y 2025, e incluso antes, según la agencia aeroespacial estadounidense.

27/6/2014

A poco más de 10 años y medio del último vuelo de un Concorde, el 23 de octubre de 2003, la NASA y varias empresas privadas están apostando nuevamente por los vuelos supersónicos para pasajeros, pero con aviones de nueva generación que superen las limitaciones de los predecesores y permitan cubrir en no más de cinco horas rutas intercontinentales como Nueva York-Tokio o Londres-Sydney.

Uno de los desafíos es reducir el estruendoso ruido que generaba el Concorde (y en general el resto de los aviones supersónicos) al romper la barrera del sonido, el llamado boom sónico.

"El sonido es una onda de presión en el aire. Así, cuando el avión va muy rápido, esta onda de presión lo que hace es comprimir el aire por delante del avión y esa compresión se libera con el boom sónico, pero eso genera un cono de ruido hacia abajo, que es el estruendo que uno escucha", explicaron los investigadores de nuevas modalidades en materia aeronáutica.

Los expertos de la NASA presentaron sus avances en motores de bajo impacto durante el encuentro Aviation 2014 de Atlanta, que se realizó esta semana. Ellos trabajan en caracterizar el ruido y, con la ayuda de una cámara de pruebas de ruido especial, han estudiado mecanismos que cuantifiquen su volumen y la molestia que genera.

En la agencia aeroespacial estadounidense están convencidos de que la investigación ha avanzado bien, hasta tal punto que ya trabajan en el diseño de futuros jets.

Los distintos prototipos se caracterizan por una nariz en forma de aguja, un fuselaje estilizado y alas delta, lo que no se aleja mucho del antiguo Concorde, pero gran diferencia está en la configuración del motor: el proyecto conjunto con la Lokheed Martin, por ejemplo, contempla dos motores bajo el ala, en la configuración tradicional, más uno central adicional que iría por encima del ala.

En tanto, en el que la NASA desarrolla con Boeing Company, se propone un diseño de dos motores que irían sobre las alas.

Según las estimaciones más optimistas de la NASA, estos aviones ya podrían volar entre 2020 y 2025, e incluso antes, según las expectativas de la empresa privada Spike Aerospace, que espera tener en vuelo el primer prototipo de su avión Supersonic S512, para 12 a 18 pasajeros, entre 2017 y 2019, siendo esa nave parecida a los diseños de la NASA y sus asociados.

El objetivo es definir un nivel de sonoridad aceptable que permita un eventual levantamiento de la prohibición de vuelos supersónicos civiles sobre tierra que estableció la Administración Federal Aeronáutica en 1973. Tal medida condicionó a que todos los vuelos del Concorde fueran sobre el mar, lo que redujo las rutas e incrementó los costos de transporte.

Sin embargo, este no es el único problema que deberán superar las aerolíneas: "El Concorde -señalaron los expertos- tampoco se usaba mucho por un problema de contaminación y consumo de combustible. Se requería demasiado para alcanzar la velocidad supersónica y, además, contaminaba mucho".

Si logran mejorar esta tecnología, los nuevos aviones podrán hacer vuelos más rápidos y eficientes. Ya se está trabajando con motores de jet de pulso para lograr no sólo velocidades supersónicas, sino hipersónicas (diez veces o más la velocidad del sonido), "pero eso es muy complicado lograrlo dentro de la atmósfera por la resistencia del aire. Por eso se habla de vuelos semiorbitales".

Así, una vez que despegue el avión, irá hacia arriba hasta casi salir de la atmósfera y desde allí completar su viaje, ya que volaría más rápido al ser una zona de mucha menor densidad atmosférica. A gran altura, dice, se atenuaría además el impacto del boom sónico, ya que allí sería escasamente perceptible.



 

Avión prototipo Supersónico S512

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet