Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

POR EL PAPEL DE MOSCÚ EN EL CONFLICTO CON UCRANIA:

Ofensiva económica de Europa y EE.UU. vs Rusia

El bloque europeo-estadounidense aplicará medidas sobre los sectores financiero, energético y militar ruso. Washington anunció también sanciones a bancos y una compañía naval de ese país. Aumentarán los costos de los préstamos para los bancos rusos, presionando a la economía rusa en conjunto.

30/7/2014

En la acción internacional más contundente hasta la fecha contra Rusia para que deje de apoyar a los separatistas en Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron de forma prácticamente simultánea duras sanciones económicas destinadas a golpear el sector financiero, energético y militar de su país.

Las iniciativas comunitarias consisten en una restricción del acceso a los mercados de capitales europeos para los bancos rusos, un embargo de armas (que deja fuera los contratos ya firmados), la prohibición de exportar a Rusia bienes de uso dual (civil y militar) y un veto a las exportaciones de equipamiento para el sector de la energía. El costo inicial de las medidas para Rusia sería de unos 13.000 millones de dólares al año.

"El paquete de nuevas medidas restrictivas (...) constituye una fuerte advertencia a Rusia: desestabilizar a Ucrania, o a cualquier otro país vecino del este de Europa, tendrá fuertes costos para su economía", advirtió ayer el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, quien, sin embargo, agregó que las decisión puede ser revertida si Moscú cambia su actitud.

Poco más tarde, Estados Unidos salió también a anunciar la ampliación de las sanciones contra tres bancos rusos y una compañía de construcción naval: el Banco de Moscú, el Banco Agrícola ruso y el Banco VTB, además del astillero United Shipbuilding Corp., con sede en San Petersburgo.

El Presidente estadounidense Barack Obama explicó que coordinó con la UE la imposición de nuevas sanciones, pero subrayó que no está embarcado en una "nueva Guerra Fría" contra Rusia.

Hasta el momento, el Kremlin no ha reaccionado a la nueva embestida económica de Bruselas y Washington.

Mayor confrontación y dudas sobre el futuro

Para los observadores internacionales, las medidas anunciadas marcan el inicio de un capítulo de mayor confrontación entre Moscú y Occidente desde la desaparición de la Unión Soviética. La gota que rebasó el vaso fue el derribo del vuelo MH17 de Malaysia Airlines el pasado 17 de julio, por un misil lanzado, según Estados Unidos, por rebeldes prorrusos. El hecho dejó 298 muertos, en su mayoría ciudadanos holandeses.

La Canciller alemana Angela Merkel, quien era reacia a nuevas sanciones, admitió ayer que la medida era "inevitable".
Hasta ahora, la UE solo había castigado a individuos y organizaciones, pero había evitado las "sanciones sectoriales" diseñadas para dañar económicamente a su mayor proveedor de energía.

La duda ahora es si el presidente Putin dará marcha atrás en la campaña de desestabilización de Ucrania, una antigua república soviética de 45 millones de habitantes cuyo Presidente prorruso fue derrocado en febrero. Sobre todo, porque Moscú insiste en que no está armando a los rebeldes.

Las sanciones económicas eran aprobadas formalmente hoy por los 28 gobiernos de la UE, el jueves se publicarán en el Diario Oficial europeo para entrar en vigor, y tendrán una validez de un año, y para ser levantadas antes del plazo como para que continúen, será necesario un acuerdo unánime, señaló la agencia EFE.

Según los observadores, al restringir el acceso de Rusia a los mercados mundiales de capital, las sanciones aumentarán los costos de los préstamos para los bancos rusos, ejerciendo presión sobre la economía rusa en su conjunto ya que, en combinación con las sanciones anteriores, las nuevas medidas hacen que los inversionistas a nivel mundial tengan menos probabilidades de ver a Rusia como un lugar lucrativo para invertir.

Pero la economía del bloque comunitario también se verá perjudicado con las sanciones, ya que varios países tienen estrechos vínculos comerciales con Rusia y el comercio bilateral representó el año pasado 450.578 millones de dólares, con una balanza favorable a Moscú de 116.667 millones.

Además, los expertos auguran una reacción fulminante rusa que podría derivar en represalias y, en definitiva, derivar en un recrudecimiento del conflicto y, sobre todo, en una guerra comercial muy peligrosa para la economía rusa -al borde de la recesión-, pero también para la europea, inmersa en una frágil recuperación.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet