Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

ALERTA EMPRESARIA POR LA PÉRDIDA DE PUESTOS DE TRABAJO

Moody’s bajó nota a más de 20 bancos argentinos

La calificadora bajó de estable a negativa la perspectiva de bancos y entidades financieras de Argentina a raíz del debilitamiento del entorno operativo impulsado por el default. Ante el panorama, "imaginar que pueda haber inversión hoy en la Argentina es casi un disparate", dijo el titular de la UIA.

6/8/2014

La agencia estadounidense dijo hoy que la cesación de pagos en la que cayó el país "afectará la oportunidad de negocios, la calidad de los activos y la generación de utilidades de los bancos en medio de una desaceleración económica y un entorno de alta inflación".

Moody’s también señaló que incluso antes del default de Argentina, las instituciones financieras del país ya estaban enfrentando la creciente inflación y regulación del gobierno con impacto en su rentabilidad.

Las entidades aumentaron su liquidez dada la creciente incertidumbre económica, en un contexto de reducción de la demanda de crédito y de apetito de otorgamiento de préstamos por parte de los bancos.

Las instituciones financieras continuarán enfrentando el riesgo del incremento de la presión del gobierno sobre ellas para que provean más crédito y de esta manera alimenten la actividad económica, lo cual podría comprometer los estándares de originación de créditos de las entidades, evaluó.

Hasta el momento, el gobierno de Cristina Kirchner impuso topes en las tasas de los préstamos, implementado cuotas mínimas de crédito dirigido, restringiendo y limitando la tenencia de dólares.

Esta acción de calificación sigue a la decisión de la agencia de cambiar la perspectiva de la nota del gobierno argentino de estable a negativa, dijo el agente de Moody’s para AméricaLatina en un comunicado de prensa.

La perspectiva de las calificaciones de depósitos, deuda, emisor y familia corporativa de bancos e instituciones financieras argentinas en escala global y nacional fue modificada desde estable a negativa, al tomar en consideración la relación subyacente entre los perfiles crediticios de esas entidades y del país.

Las entidades afectadas son el Banco de Galicia y Buenos Aires SA y su Compañía Financiera Argentina SA; Banco Macro y el Banco del Tucuman; el Grupo Supervielle (Banco Supervielle y Cordial Compañía Financiera); el Banco Comafi; y el Banco de la Ciudad de Buenos Aires.

También los bancos oficiales del Chubut, Corrientes, Santiago del Estero y La Rioja; y los privados Banco Piano; Banco de Servicios y Transacciones; Banco Cetelem; el Banco Finansur; y el HSBC Bank Argentina.

Asimismo, la John Deere Credit Compania Financiera; Banco Itau Argentina; Banco Santander Rio; ICBC; Toyota Companía Financiera de Argentina; Banco Patagonia; Mercado a Término de Buenos Aires; GPAT Compania Financiera S.A; PSA Finance Argentina Comp.Fin.S.A y Banco de Valores SA.

Por último, el Banco de la Provincia de Córdoba; Control Unión Argentina SA; Puente Hermanos SA; y la filial argentina del BNP Paribas.

Duro planteo de la UIA

"Imaginar que pueda haber inversión hoy en la Argentina es casi un disparate, porque el horizonte es incierto y la inversión necesita previsibilidad" admitió con resignación, frente al panorama que presenta la economía argentina, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez.

Mediante una declaración que surgió en el coloquio que realizó la UIA en Córdoba, los empresarios alertaron también que se están perdiendo puestos de trabajo por la brusca caída de la actividad económica y pidieron previsibilidad en el escrito.

Según Méndez el panorama argentino, lejos de sembrar optimismo, genera gran preocupación en el sector empresario por el impacto en la competitividad: falta de inversiones, caída de la actividad económica y del consumo, problemas para acceder al crédito y para importar bienes necesarios para la producción.

Según Méndez, a las dificultades para acceder al crédito se suman los casos en que, sin seguros de importación, las empresas que deben traer maquinarias o insumos del exterior se ven obligadas a pagar al contado y por anticipado.

Por su parte, el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, dijo en el encuentro que en ese sector las firmas se ven afectadas por luces amarillas que encienden los proveedores: "El que vende posterga su decisión, aunque no quiere decir que después no vaya a vender", señaló a modo de ejemplo sobre la incertidumbre que provoca el actual escenario, acrecentado por la falta de acuerdo con los holdouts.

Para los industriales, la disputa con los acreedores de bonos en default que ganaron el juicio en Nueva York impide una mejor percepción de la caída de actividad: "Se agrega un nuevo factor de incertidumbre a una coyuntura que ya era compleja", evaluó Ercole Felippa, presidente de la UIC y empresario del sector lácteo, para quien la producción "está mayormente afectada en ramas como las de autos, autopartes, maquinarias y embalajes, y algo menos en el rubro alimentario".

Durante el coloquio, los industriales, empresarios y dirigentes gremiales que participaron coincidieron en afirmar que si bien no hay aún despidos masivos, se dan reducciones de horas, suspensiones, planes de retiro voluntario y desvinculaciones "en forma de goteo".


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet