Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

MIENTRAS EL CRECIMIENTO DE LA ZONA EURO SE ESTANCA

La economía alemana se contrae en el 2° trimestre

El panorama es muy distinto de lo que se esperaba: este 2014, que se supone debía ser el año de la recuperación de la Eurozona, amenaza con convertirse en el quinto año en que los habitantes del bloque europeo enfrentarán magras cifras de crecimiento.

15/8/2014

La caída de confianza de los inversionistas en Europa, nerviosos por el impacto de la crisis en Ucrania, las sanciones económicas de la UE a Rusia y la caída de Italia en recesión, ya anticipaban la semana pasada lo que se confirmó en la víspera: la recuperación económica de la región es más débil de lo que se pensaba y ni Alemania está a salvo.

El PIB de la principal economía europea se contrajo 0,2% en el segundo trimestre, respecto de los tres meses previos a raíz de una cantidad de feriados mayor a los usuales en mayo, factores climáticos y la crisis en Ucrania, que fueron señalados como los responsables.

En la comparación interanual el PIB alemán creció apenas 1,3%, muy por debajo del 2,2% del primer trimestre.
A la contracción de Alemania se suma la caída de Italia en recesión, con una contracción de 0,2% en el segundo trimestre, y Francia, por su parte, registra un nulo crecimiento por caída de inversiones en todo el primer semestre.

Como bloque, la eurozona registró un nulo crecimiento en el segundo trimestre, quedando por debajo de la ya modesta expansión de 0,1% que esperaba el mercado.

"La caída en varios indicadores en los meses recientes no ofrecen evidencia de un repunte significativo en el tercer trimestre ni en Alemania, ni en la Eurozona", sostuvo Jonathan Loynes, economista jefe para Europa de Capital Economics.

Los analistas de Citigroup dijeron que las débiles cifras, que se repiten por segundo trimestre consecutivo, "destacan el anémico crecimiento, el que sumado con el ambiente de baja inflación, resaltan la perspectiva de nuevas acciones del BCE hacia fin de año".

Lionés advirtió que "las cifras muestran que la economía de la eurozona continúa demasiado débil como para enfrentar los problemas de deuda de la periferia o para eliminar el riesgo de deflación".

En junio, el BCE sorprendió al mercado al anunciar un recorte de tasas de interés a un récord de 0,15% y al adoptar una tasa negativa para los depósitos bancarios (-0,1%), medida que fue acompañada con un plan de financiamiento por 400 mil millones de euros para los bancos, con el fin de impulsar los créditos en la zona.

Sin embargo, el BCE no se atrevió a anunciar un programa de compra de bonos similar al adoptado por la Fed.

Después de que la inflación alcanzara su nivel más bajo en cinco años en julio (0,4%) y anticipándose a las cifras del PIB, la semana pasada el presidente del BCE, Mario Draghi, admitió que la recuperación de la eurozona "ha perdido impulso", lo que, sumado al aumento de los riesgos geopolíticos, exigiría mayor acción, y afirmó que el emisor ha acelerado los preparativos para poner en marcha un programa de compra de bonos una vez que concluya los tests de estrés de la banca de la eurozona, lo que está planificado que suceda en octubre.

Desde junio, el BCE mantiene la tasa en la Eurozona en 0,15%, la más baja de la historia.
 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet