Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

BUSCA ELIMINAR EL USO DE COMBUSTIBLES FÓSILES Y NUCLEARES

Costosa apuesta alemana por la "energía verde"

La Energiewende o revolución energética es un gigantesco plan de un billón de euros hasta 2050. Pero muchas empresas, economistas y los ciudadanos alemanes temen que reemplazar un sistema que actualmente funciona socave la base industrial del país y perjudique a toda la economía europea.

2/9/2014

La próxima autopista que construirá Alemania, la Stromautobahn, tendrá electricidad de alto voltaje que viajará a lo largo de cientos de kilómetros de cables de aluminio y acero desde el Mar del Norte hasta el corredor industrial del sur de Alemania, proyecto que constituye la columna vertebral de la Energiewende o revolución energética, un gigantesco plan de un billón de euros que apunta a poner fin a la dependencia del país de los combustibles nucleares y fósiles para mediados de siglo XXI.

No obstante, muchas empresas, economistas e incluso los ciudadanos alemanes temen que el enorme costo de reemplazar un sistema que actualmente funciona -y lo hace bien- a partir de una construcción ideológica, socave la base industrial del país y perjudique a toda la economía europea.

Pero la caída de 0,6% del Producto Interno Bruto alemán en el segundo trimestre frenó el crecimiento general de la Zona Euro, que no registró cambios en ese período, y en los últimos cinco años, los precios promedio de la electricidad para empresas han subido 60% debido al traslado de costos como parte de los subsidios del gobierno a productores de energía renovable.

Por eso en Alemania los precios ahora duplican los de Estados Unidos, por ejemplo.

"La industria alemana perderá gradualmente su competitividad si este curso no se revierte pronto", sentenció Kurt Bock, presidente ejecutivo de BASF, el mayor fabricante mundial de químicos.

La Unión Europea ha fijado una serie de metas sobre energía renovable para todos los miembros, que apuntan a que para 2020 alrededor de 35% de la electricidad de la región provenga de fuentes renovables, lo cual se considera excesivamente ambicioso según estándares internacionales, y la "revolución solitaria" de Alemania va mucho más allá: para 2025 busca producir entre 40% y 45% de su electricidad de fuentes renovables y subir a por lo menos 80% para 2050.

Merkel, por otra parte, ordenó la retirada acelerada de Alemania de la energía nuclear y declaró que la Energiewende es tanto una contribución a la batalla contra el calentamiento global como un paso histórico para terminar con el uso de la energía nuclear.

"Ningún país de la escala de Alemania ha buscado un cambio tan radical en su suministro de energía. Es el mayor proyecto de infraestructura desde la II Guerra Mundial", dijo Merkel en un discurso este año.

Una estimación del gobierno proyecta que la Energiewende costará hasta un billón (millón de millones) de euros (alrededor de US$ 1,4 billones), casi la mitad del PIB del país y aproximadamente la misma cantidad que gastó en la reunificación de las dos Alemanias.

La economía alemana aún se beneficia de la demanda de su maquinaria y autos en China y otros países y, pese a la crisis, se prevé que se expanda en alrededor de 1,5%, un crecimiento "sólido" según los actuales estándares europeos.

Sin embargo, casi 75% de las empresas industriales pequeñas y medianas del país afirman que los crecientes costos energéticos son un riesgo importante, según una encuesta reciente de PricewaterhouseCoopers y la Federación de Industria Alemana. Y por primera vez desde 2008, las empresas alemanas citaron los crecientes costos generales en su país como motivo para invertir en el extranjero, según una encuesta reciente de las Cámaras Alemanas de Comercio e Industria.

BASF indicó en mayo que reduciría sustancialmente sus inversiones en Alemania debido a la política energética del país. Lo mismo sucede con otras empresas que optaron por invertir en otros países

Contra esa postura, el gobierno alemán afirma que una vez que se complete la infraestructura de energía renovable del país, los precios de la electricidad deberían caer y que al establecer la industria alemana como la líder en tecnologías verdes, la Energiewende le dará a sus empresas lucrativas exportaciones.

Pero hasta ahora, los principales beneficiarios de la Energiewende son los grupos que controlan por lo menos la mitad de los mercados de energía solar y eólica en Alemania.



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet