Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

PARA ENCARAR EL MOMENTO FINANCIERO QUE ENFRENTA IMPSA

Pescarmona vende negocios en Brasil y Argentina

Enrique Pescarmona tomó la decisión de vender los activos en el negocio de generación de Impsa a fin de capear el default que amenaza al holding familiar, especialmente los parques de aerogeneradores que controla en Brasil y los proyectos eólicos que tiene en carpeta en la Argentina.

14/10/2014

La construcción de granjas eólicas fue una de las grandes apuestas de la última década de Pescarmona, que a través de Wind Power Energy, una subsidiaria, encaró no sólo el montaje de varios parques de generación sino que también instaló una fábrica para producir los molinos en el puerto de Suape, ubicado en el estado de Recife. Pero ahora la idea es vender los emprendimientos eólicos, aunque manteniendo la titularidad de la planta.

Impsa controla en Brasil parques por más 600 megawatt (Mw) de potencia eléctrica, varios de ellos sin terminar. “No será sencillo vender esos activos porque muchos están todavía en construcción”, señaló un directivo de una empresa del sector de energías renovables que sigue de cerca el proceso.

La situación del grupo Pescarmona en Brasil comenzó a erosionarse dos años atrás, cuando Eletrobras -la empresa estatal que administra el ProInfa, programa de incentivos para la tecnología eólica que lanzó el gobierno de Lula Da Silva en 2008- dejó de pagar en tiempo y forma las facturas por la compra de energía a Impsa.

Tras intentar renegociar infructuosamente la deuda, la empresa recurrió a la Justicia para cobrar acreencias a favor por más de US$ 250 M. En tres instancias judiciales, los tribunales dieron la razón a la compañía, pero todo el proceso desgastó la relación con la administración brasileña.

El valor de esos activos superaría los US$ 400 M, pero el precio final dependerá de las características -plazos y formas de pago- en que se concrete la operación.

En la Argentina, Impsa tiene en carpeta la construcción de Malaespina I y II y Koluel Kaike I y II, cuatro parques eólicos por un total de 155 Mw en Chubut y Santa Cruz. “Son iniciativas que ya cuentan el financiamiento aprobado que garantiza su instalación”, según explicaron en el mercado local a El Inversor Online.

Desde la semana pasada Industrias Metalúrgicas Pescarmona está formalmente en default, luego de que la calificadora de riesgo Standard & Poors le bajara la calificación de CC- a D (default) al acumularse un nuevo vencimiento de su deuda, el tercero consecutivo en menos de un mes, sin cancelar.

Frente a ese escenario, Impsa -la única fabricante de turbinas hidroeléctricas de la Argentina y una de las pocas empresas de tecnología pesada de capitales nacionales aún existentes en el país- ya encaró un plan progresivo para suspender a 600 de los más de 1.000 trabajadores de su planta de Mendoza, mientras espera que la Nación empiece a girar más de 2 millones de pesos en fondos Repro para subsidiar sus salarios hasta diciembre.

En tanto, puertas adentro, un acuerdo firmado con la UOM y refrendado por la subsecretaría de Trabajo le permite suspensiones del personal incluido en el Convenio Colectivo de la actividad, con un tope de 8 días por mes, al menos hasta diciembre.

A su vez, la compañía sigue negociando con el gobierno de Venezuela la regularización de la deuda que mantiene Corpoelec, la empresa estatal que la había contrató por la construcción de una represa. El rojo asciende a los US$ 1000 millones.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet