Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

"PARA ATRAER INVERSIONES, SACAR EL CEPO Y BAJAR LA INFLACIÓN"

Más advertencias del titular de Shell al gobierno

Juan José Aranguren habló en el coloquio de IDEA y criticó la nueva ley de hidrocarburos: dijo que no cree que atraiga inversiones extranjeras. Sobre la crisis energética que atraviesa el país pidió que el próximo gobierno se ocupe de generar un marco regulatorio claro y estable.

24/10/2014

En el coloquio de IDEA en Mar del Plata, que se centró en los sectores petrolero, minero y de agroindustria, el presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren captó la atención de los empresarios y políticos cuando dijo que Vaca Muerta es como un "Santo Grial", pero advirtió que se necesitan "incentivos fiscales" para seguir explorando: "La explotación de tipo no convencional -dijo- es muy diferente de la convencional, y sacar el petróleo o gas es más costoso. Es necesaria una planificación y políticas de Estado a largo plazo para desarrollar la industria, y ahora se está haciendo con parches y decisiones a corto plazo, que son siempre costosas".

El empresario advirtió sobre la falta de un marco regulatorio estable: "Necesitamos planeamiento, no una política de parche continuo. Tenemos que hablar de un plan energético continuo, qué queremos para 2035 en cuanto a todos los tipos de energía. No es simplemente hacer leyes sino cumplirlas y generar condiciones para que se cumplan. Nos va a ir mal si cambiamos las leyes cada cuatro años. Deben durar lo suficiente para atraer a los capitales necesarios", destacó.

Además, el presidente de la petrolera alertó sobre el declive que sufre la actividad energética hace una década en el país: "Lo primero que necesitamos es parar el declive en la producción. La producción de petróleo y gas sigue cayendo año tras año".

Aranguren recordó que "luego de una década de crecimiento en la producción de petróleo y gas, a partir del año 98, que fue el pico, empezó un descenso continuo y persistente. La producción de petróleo el año pasado fue un 33% menos que el pico máximo alcanzado".

Y sin rodeos, señaló: "Quiero que el próximo presidente diga en marzo de 2016 que el principal obstáculo para que el país avance es la importación de energía".

Destacó que también se debe apostar por complementar el sector petrolero con una energía de menor impacto.

Del panel energético también participaron Xavier Costantini, director de McKinsey Chile; Sergio Kaufman, presidente de Accenture para Argentina y HSA; Ricardo Negri, responsable de Unidad I+D de Aacrea (agroindustria) y el moderador fue Martín Berardi, director general de Ternium Siderar.

Aranguren no fue del todo pesimista, ya que destacó: "Siempre que dependimos de la importación de energía, hubo en los últimos 50 años cambios en la política del país que generaron las condiciones para volver a producir que siempre han tenido la aprobación necesaria del BCRA a la hora de importar insumos", y aseveró que "la principal variable que no controla la actividad energética es el tipo de cambio.

Se puede hablar de otros sectores, pero como el petróleo crudo se comercializa en dólares y los productos que faltan se importan, el dólar es una variable importante, y la duda fundamental es qué camino tomará la política monetaria".

Luego, en un mano a mano con la prensa señaló que en petróleo y gas "las inversiones no se van a materializar a partir de una ley, hay otras cosas que tienen que pasar en el país. La pregunta que me hago es por qué no se llama a licitación por si hay una empresa que tenga condiciones de ofrecer un plan de inversión mejor".

Y para atraer la inversión se debe resolver el tema del cepo cambiario, que la inflación caiga. Es una política que llevará su tiempo. Y creo que realmente se perdió la oportunidad de que se apruebe una ley que tenga un consenso mayoritario, para que después no venga otro gobierno que la quiera cambiar. Una ley debería aguantar 30, 40 años, para eso son las leyes".

Asimismo, dijo, "necesitamos como país poder reemplazar las divisas que se están perdiendo o gastando en pagarle mano de obra del exterior cuando tenemos recursos en nuestros territorios. Sería ideal que en vez de gastar 12.000 millones de dólares por año en importaciones, lo estuviéramos invirtiendo para transformar esos recursos en reservas".

"Eso es algo que los formadores de política pública, los que gestionan las leyes y los que damos nuestra opinión tenemos que colaborar para que ocurra, porque ahora la Argentina está aislada del mundo y el petróleo crudo de la cuenca neuquina lo estamos pagando más caro que el precio internacional: US$ 84 el barril, cuando el precio internacional está entre 82 y 83 dólares. A eso hay que agregarle la devaluación. Si los precios fluctuaran con los internacionales, obviamente tendrían que bajar; lo que pasa es que estamos aislados del mundo, y eso no es bueno".
 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet