Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

ENFRENTADAS A LA NECESIDAD DE REDUCIR SU TAMAÑO

Petroleras buscan controlar costos de producción

El menor precio del crudo, que hoy está por debajo de los US$ 100 el barril, les pasó la cuenta y firmas como Exxon Mobil, Royal Dutch Shell y Chevron y, desde comienzos de 2014, cancelan o aplazan proyectos. Antes, el foco estaba en hallar y desarrollar nuevos yacimientos de petróleo y gas con rapidez.

4/11/2014

La caída en los precios del petróleo ha dejado a las grandes petroleras occidentales que cotizan en bolsa frente a lo que en su momento hubiera sido una herejía: la necesidad de reducir su tamaño.

Incluso antes de que los precios del petróleo en Estados Unidos comenzaran a descender a mediados de año a alrededor de US$ 80 el barril, las tres mayores petroleras occidentales tenían márgenes de ganancia más bajos que hace una década, cuando vendían su petróleo y gas por la mitad del precio, según un análisis de The Wall Street Journal.

A pesar de obtener una ganancia en conjunto de US$ 18.900 millones en el tercer trimestre, Exxon Mobil Corp., Royal Dutch Shell PLC y Chevron Corp. archivaron sus planes de expansión y se están desprendiendo de operaciones con márgenes de ganancia reducidos.

La razón detrás del cambio es el creciente costo de extraer petróleo y gas. Exxon, Chevron, Shell, y también British Petroleum Plc. (BP), ganan por separado menos dinero explotando hidrocarburos que hace 10 años. Combinadas, las cuatro empresas promediaron un margen de ganancia de 26% sobre sus ventas de petróleo y gas en los últimos 12 meses, comparado con 35% hace una década, reveló el análisis.

"Si retrocedemos una década, la idea de limitar el gasto porque el crudo estaba a US$ 80 el barril probablemente resultaría incomprensible", dijo Dan Pickering, copresidente del banco de inversión Tudor, Pickering, Holt & Co. "Pero es la rentabilidad intrínseca del negocio la que ha decaído".

Las grandes petroleras occidentales no son las únicas que se ajustan el cinturón. Las de todo el mundo han cancelado o aplazado proyectos por más de US$ 200.000 millones desde comienzos del año pasado, según la firma de inversión Sanford C. Bernstein.

En el pasado, la prioridad de las grandes petroleras era encontrar y desarrollar nuevos yacimientos de petróleo y gas con la mayor rapidez posible, en parte para reemplazar reservas agotadas y en parte para demostrar a los inversionistas que podían seguir creciendo.

Pero la magnitud de las energéticas ha significado que sólo los proyectos enormes y complejos -además de costosos- son lo suficientemente grandes para marcar una diferencia en sus reservas e ingresos.

A fines de los 90, "hubiera sido inaceptable decir que la producción bajaría", dijo el director general de finanzas de Shell, Simon Henry. Pero hoy Shell tiene "alrededor de un tercio" de su "balance en activos con un retorno de 0%", cuando los proyectos de la firma deberían arrojar un margen de ganancia de al menos 10%. "Si eso significa negocios significativamente menores, entonces estoy preparado para hacerlo", afirmó.

Shell canceló a fines del año pasado un proyecto de US$ 20.000 millones para convertir gas natural en diésel en Luisiana, EE.UU., y este año dejó en suspenso un proyecto gasífero en Arabia Saudita.


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet