Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

RIESGOS DE RECESIÓN, INFLACIÓN Y PRESIONES DEVALUATORIAS

No hay negociación entre gobierno y holdouts

Desde Nueva York, el economista para la Argentina de Barclays Capital, Sebastián Vargas, señaló que ante el recambio presidencial, el juicio con los acreedores pasará a la próxima administración. Vaticinó que crecerán los riesgos de una mayor recesión pero que el dólar seguirá estable.

4/2/2015

Desde que el Gobierno argentino defaulteó parte de la deuda por la imposibilidad de girar los pagos al exterior sin acatar antes la sentencia del juez Thomas Griesa, las noticias en torno al denominado "juicio del siglo" parecen haber desaparecido. No hay movimientos post cláusula RUFO, como se preveía, y el Gobierno afirmó -según publicó el diario La Nación el 31 de diciembre de 2014- que no se apuraría a negociar con los fondos.

El ministerio de Economía también dio a entender estos días que no tiene urgencia alguna en llegar a un acuerdo con los litigantes, más aún en un año electoral, y con una recesión que vino para quedarse hasta nuevo aviso.

Sebastián Vargas, el economista jefe que cubre Argentina desde Nueva York para el banco británico Barclays Capital, que fue agente colocador y estructurador de la reapertura del canje de deuda en 2010 timoneada por el entonces ministro de Economía y ahora vicepresidente procesado, Amado Boudou, concedió una entrevista al matutino argentino Infobae, y el diálogo se desarrolló del siguiente modo:

-¿Cree que el Gobierno tratará de arreglar con los holdouts en los próximos meses o este tema quedará para la próxima administración?

-Me parece que existe un consenso creciente de que la ley de pago local no soluciona nada y que alguien deberá traer una solución realista. Estamos hablando de un país del G-20 que tiene un fallo en contra inapelable en la jurisdicción de Nueva York. Pienso que pocos gobiernos estarían dispuestos a persistir en una posición que no otorga beneficios económicos, diplomáticos, ni posiblemente políticos; producto de una reestructuración de deuda que no diseñaron, ni ejecutaron, por un problema que podría haberse resuelto hace años, y por un largo y controversial litigio que no condujeron. Me parece que no hay negociación posible durante la actual gestión, más que todo porque las partes están demasiado lejos y se aproxima rápidamente otro gobierno que puede resultar más pragmático.

-¿Tiene el kirchnerismo algún incentivo para solucionar el juicio con los fondos o el costo político de hacer un default selectivo ya está incorporado?

-Pregúntele al trabajador que pierde su puesto de trabajo o al empresario que tiene que achicarse si lo tenía incorporado. El Gobierno debería tener todos los incentivos de solucionar el juicio urgente. En una economía en recesión, con un mercado laboral débil, donde no todos pueden comprar dólares, no todos pueden girar utilidades, con necesidades de inversiones en infraestructura, con una inflación moderadamente alta.
-O sea, incentivo tendría de sobra...

-¿Qué otro incentivo necesita usted? Es evidente que un default empeora las cosas. Es imposible de entender cuál es la ecuación costo-beneficio que puede hacer que este default insostenible sea conveniente para el país. Está bien que queda poco para terminar pero...pero tampoco es todo acerca de política.

Déjeme que le aclare que yo estuve entre los que no pensaron que el gobierno podía tomar semejante curso de acción. Para mí era demasiado extravagante que una administración haga un default en 2014 sobre la misma deuda que sacó del default en 2005. Se podrían haber emitido bonos por menos de 3 puntos de incremento del ratio de deuda PBI y pasábamos la página. Como con la compensación a Repsol. Pero le tomo su punto de que la calcularon bien y que resultó bajo el costo político para la administración. Más que todo porque parece que no tienen candidato propio-propio. Los costos fueron bajos también porque los distintos sectores políticos, los distintos poderes del estado, no se han mostrado abiertamente en oposición al default de la deuda externa ni hubo interés de ponerla en el centro de la escena.
-¿Cuáles son los riesgos para la economía argentina este año?

-Digamos que estamos transitando el escenario de riesgo. Argentina podía crecer en 2015 si se disponía a hacerlo en 2014. Pero defaultean con la economía en contracción y se cierra la posibilidad. Insólito. Entonces la respuesta a su pregunta sería muy sencilla: los riesgos son una recesión mayor, inflación mayor, mayores presiones devaluatorias, mayores presiones sobre las reservas.

Por eso es que cada día que pasa, a mí me ocupa marginalmente más 2016 o 2017 que el año en curso. Pero siempre me tengo que recordar que hay que mirar el día a día porque siempre puede pasar cualquier cosa inesperada. Estamos recomendando a nuestros clientes comprar todo lo que esté barato de cara a las elecciones. Después, veremos qué se trae quien gane las elecciones. Lo que nos quita el sueño es que los desbarajustes aumenten más y más los desafíos de política económica para la próxima administración. Pero por ahora creo que vamos a estar relativamente bien.




 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet