Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

VENEZUELA, EL MAYOR PERDEDOR EN AMÉRICA LATINA

Impacta la baja mundial de precios del crudo

América Latina es un productor importante de materias primas y la reciente caída de los precios del petróleo está impactando a los países de la región de diferentes formas. ¿Qué países podrían beneficiarse de la baja de precios internacionales y por qué otros son impactados negativamente?

9/3/2015

Los precios del petróleo han reportado caída libre en los últimos meses, desde un máximo de 114,81 US$ el 20 de junio de 2014 a 48,47 US$ el 28 de enero de 2015, y el 57,8% de la contracción está relacionada con un incremento en la producción junto con una menor demanda.

Con respecto a la oferta, la última revolución del shale gas en los Estados Unidos ha incrementado la producción en ese país a su nivel más alto en tres décadas; por el contrario, China, que es el principal consumidor (12% del consumo mundial de petróleo), ha solicitado menores cantidades debido a la caída en el crecimiento de su PBI.

La decisión de la OPEC el 27 de noviembre para mantener la producción al mismo nivel contribuyó al descenso de precio del petróleo. En realidad, el objetivo de la decisión de la OPEC es disuadir las inversiones en los nuevos campos de shale gas, ya que reducen sus relativas ganancias.

Según el último informe de Coface, el impacto de los precios del petróleo en América Latina depende de cuánto tiempo duren estos precios más bajos, y varía según los diferentes países de la región.

Venezuela es el mayor perdedor y el FMI pronostica que cada $10 de disminución en los precios del petróleo la balanza comercial venezolana se reduce en 3,5% del PIB.

Considerando las exportaciones netas de petróleo, Colombia y Ecuador son, respectivamente, el segundo y el tercer país más sensibles a las caídas en los precios del petróleo.

En contraparte, Chile, Brasil, Argentina y Perú tienden a presentar resultados positivos en la balanza comercial. Sin embargo, los precios más bajos repercutirían de manera negativa a mediano plazo en los planes de inversión de petróleo en Argentina y Brasil.

Previsiones para Colombia, Chile y Argentina

“El crecimiento debe mejorar en América Latina durante el 2015, y Coface espera que el PBI de la región aumente en un 2,3%. A pesar de un mejor pronóstico, la tasa todavía se considera débil y se asocia principalmente con el panorama de estancamiento en Brasil. Este último representa buena parte de la actividad de América Latina y la economía no debería recuperarse hasta ese nivel al menos en el corto plazo”  dijo Patricia Krause, economista para América Latina de Coface.

En Colombia, la actividad seguirá fuerte. El crecimiento continuará siendo liderado por el mercado doméstico,
principalmente por las inversiones en infraestructura, viviendas sociales y el consumo familiar. La inflación cerró en 2014 cerca de 3,66% superando el objetivo de 3%. La reciente caída de los precios del petróleo deteriora los intercambios comerciales, impactando su moneda y, finalmente, presionando el alza de los precios.

En Chile, la actividad se ha desacelerado desde el último trimestre del 2013 y en el tercer trimestre del 2014 se alcanzó el ritmo de crecimiento más lento desde el 2009 (+ 0,8% en comparación con el año anterior).

El movimiento se asocia principalmente a los precios bajos del cobre que impactan a la balanza comercial y el plan de inversiones. Las exportaciones en Chile representan el 27% del PBI y la mitad de la canasta se encuentra conformada por la materia prima mineral. La reforma fiscal, la cual fue aprobada a finales de septiembre de 2014, también contribuyó a la reducción de la confianza en los negocios.

Argentina aún está pasando por un escenario de turbulencias. La actividad se contrajo en el 2014, la inflación se encuentra cercana al 40% (según fuentes no oficiales), la falta de reservas internacionales y la situación de impago de la deuda todavía no ha sido resuelta.

La investigación de Coface señala que el PBI se contrajo en un 1,5% en 2014 y en -1% en el 2015, a raíz del descenso del consumo interno asociado a la alta inflación, el mercado laboral deteriorado y la poca confianza con respecto al escenario futuro.



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet