Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

EVALUACIONES SOBRE LA ECONOMÍA ARGENTINA DURANTE ESTE AÑO

Con la mira puesta en reservas y tipo de cambio

La prioridad que el gobierno ratifica para este año es controlar las reservas y el tipo de cambio, lo que pone en jaque el nivel de actividad y deja una herencia pesada a la próxima administración. Según los especialistas desarmar este esquema podría graduarse con financiamiento externo.

8/4/2015

El Gobierno logró estabilizar el nivel de reservas internacionales en estos últimos meses, en gran parte gracias al swap con China, pero las vulnerabilidades siguen latentes. En octubre deberá pagar el vencimiento del Boden 2015 y la única entrada de dólares, el saldo comercial, no deja de caer.

Mientras controla el stock de divisas, la saliente administración propone un fuerte control de su precio, con una depreciación del peso menor a la inflación.

En un recuento sobre la situación de NBS Bancos y Seguros figura un análisis del Estudio Bein, que proyecta que las reservas ascenderán a 26.000 millones de dólares a fines de noviembre: “Ello incluye una balanza comercial -con datos del Indec- de US$ 1.200 millones de déficit, por exportaciones cayendo 10% e importaciones subiendo 1%.

Para perder pocas reservas respecto del nivel de US$ 31.000 millones en el que nos encontramos actualmente, consideramos US$ 8.000 millones de financiamiento neto: US$ 4.000 millones del swap con China y el resto de un esquema de financiamiento proveniente de US$ 1.000 millones de YPF y US$ 3.000 millones entre la provincia de Buenos Aires, la ciudad de Buenos Aires y la Nación”.

Esta proyección es consistente con un crecimiento del 1,5% del PBI, explicó Marina Dal Poggeto, directora de Bein.
Por lo pronto, el Gobierno logró que el mercado dejara de contar la sangría de dólares que el Banco Central (BCRA) sufría en años anteriores: “Claramente, el gobierno ha intentado sacar las reservas internacionales y el tipo de cambio de la primera plana de las noticias”, dijo el economista Luis Secco, director del estudio de consultoría Perspectivas Económicas y director externo del Departamento de Economía de Deloitte Argentina.

“El año pasado hizo política muy fuerte tratando de reformarlas, apelando a cierta cosmética, con los famosos swaps de China, los préstamos de Francia y la demora de los pagos de importación. Entre una cosa y la otra estamos hablando de US$ 9000 millones que estaban en las reservas a fines de 2014. Lo que hay que esperar para este año es que el Gobierno intente mantenerlas lo más estables posibles para descomprimir expectativas de que algo está mal con la política monetaria y cambiaria”, señaló Secco.

Este año las reservas enfrentarán el desafío del pago del Boden 2015 por unos US$ 6.300 millones, señaló NBS, recordando que el gobierno intentó canjear este bono a fines del año pasado por el Bonar 24 pero no tuvo éxito.

“Estructuralmente hay un déficit de divisas. Si uno mira el panorama desde el punto de vista estructural y los pagos que tiene que hacer Argentina al exterior de US$ 12.000 millones, dirá que las reservas tenderían a bajar. Ahora, la mitad de los vencimientos del año son el Boden 2015, en octubre. Entonces, uno razonaría- porque el gobierno lo ha dicho- que va a haber alguna reprogramación u oferta de canje. Si la demanda se reduce a la mitad, es probable que el nivel de reservas se mantenga”, observó Jorge Todesca, director de la consultora Finsoport.

Pese a todas estas maniobras, las reservas no alcanzan porque las fuentes de ingreso de divisas son cada vez menores en cantidad y en volumen.

Y a la par que el Gobierno trata de estabilizar las reservas, también trata de estabilizar el tipo de cambio, con el desafío adicional de que en el mundo el dólar se revalúa ante la perspectiva de cambio de la política monetaria estadounidense, observó NBS, y citó a Luis Secco: “El Gobierno también quiere mantener el tipo de cambio fuera de la primera plana de los medios. Es decir, controlar la cantidad de dólares y el precio. Quiere mantener el stock de reservas y no quiere devaluar o hacerlo poco. Esos dos objetivos son difíciles de sostener y en algún momento del año va a aumentar la demanda. Es de esperar que en 2015, si bien ayuda un poco el hecho del cambio de gobierno, también habrá una demanda incremental de dólares. Así que al Gobierno se le va a hacer difícil mantener el valor sin variar las reservas. Vamos a ver una brecha cambiaria creciente y se va a generar alguna expectativa de modificación de la política cambiaria, que hay que ver si se concreta o no”.



 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet