Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

A CINCO AÑOS DEL DESASTRE EN EL GOLFO DE MÉXICO

Pleitos multimillonarios de British Petroleum (BP)

El lunes se cumplieron cinco años desde que el mundo supo que la plataforma petrolera Deepwater Horizon había estallado mientras sacaba crudo de un yacimiento submarino en el Golfo de México. En las siguientes semanas, la instalación británica arrojó más de tres millones de barriles de crudo al mar.

30/4/2015

El impacto del accidente, que habría sido ecológicamente muy grave en cualquier parte del mundo, se convirtió también en una catástrofe económica para BP al amenazar con contaminar la costa sureste de Estados Unidos y poner a la empresa en la mira de demandas multimillonarias que aún se disputan en los estrados judiciales.

El accidente se tornó en una hemorragia financiera que aún no termina para una de las empresas de energía que se contaba entre las más grandes del mundo.

Desde Texas hasta Florida, los balnearios del sur estadounidense empezaron a sufrir veranos en los que cientos de miles de turistas dejaron de acudir a sus playas, calculando que estarían anegadas en crudo.

La contaminación causada por el desastre aún se registra hoy en día, con ocasionales avistamientos de pequeñas cantidades de crudo en distintas partes del litoral marítimo caribeño, aunque las playas directamente afectadas por manchas de crudo fueron posiblemente menos que las que se previó en un primer momento.

Los científicos todavía discuten sobre el impacto de largo plazo que tendrá la contaminación sobre la industria pesquera, otro de los baluartes económicos de la región del Golfo en Estados Unidos, aunque nadie discute el impacto negativo que el accidente tuvo sobre la economía de una extensa región de Estados Unidos, lo que a su vez desató una batalla legal de dimensiones épicas.

Miles de millones

Incluso en una de las sociedades más dadas a los litigios en el mundo, como lo es Estados Unidos, el caso del derrame de BP resalta por la complejidad y los montos involucrados en las reclamaciones que exigen que la empresa británica compense a grupos y personas que se dicen afectados.

En un sitio web montado por la petrolera para informarle al público de su respuesta ante el accidente, BP asegura que ya ha pagado cerca de US$ 27.000 millones por el derrame.

Esto incluye US$ 14.000 millones en gastos asociados con la respuesta inmediata al derrame y la limpieza de las playas.
Y también se extienden a US$ 13.000 millones en compensaciones que BP ha pagado a miles de personas, organizaciones y entidades gubernamentales que acudieron a la empresa asegurando que el derrame los había afectado en su bolsillo de un modo u otro.

El plazo para que más personas reclamen estas indemnizaciones expira el próximo 8 de junio.

Pero los problemas económicos de la petrolera no paran ahí: otro juicio civil actualmente en curso en Nueva Orleans podría obligar a BP a pagar una suma adicional que podría llegar a US$ 13.000 millones para remediar el daño ambiental causado en muchos segmentos de la costa sudoriental estadounidense.

En enero pasado, el presidente de BP, Bob Dudley, le dijo a la BBC que la empresa tenía pasivos asociados al desastre por un valor de US$ 44.000 millones.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet