Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

“SI VALUARA SUS ACTIVOS COMO HACÍA ANTES, ESTARÍA QUEBRADO”

Otra vez se deteriora el balance del Banco Central

El patrimonio de la entidad se ubica hoy en alrededor de US$ 13.000 millones pero si no se contabilizan Letras Intransferibles y Adelantos Transitorios -activos sin cotización de mercado- se tornaría negativo en US$ 70.000 millones. Cada vez hay menos reservas para hacer frente a a una corrida.

18/5/2015

El último informe publicado por la Revista NBS Bancos y Seguros señala que “La carrera electoral pone en forma obligada una lupa sobre la pesada herencia que deja el actual gobierno en materia económica y el balance del Banco Central (BCRA) no es una excepción. El patrimonio de la entidad monetaria se encuentra en un importante proceso de deterioro como consecuencia de la asistencia que le viene brindando al Tesoro para financiar el creciente déficit fiscal”.

En la primera parte de ese informe, la revista menciona que, de acuerdo a cálculos del Bank of America, el BCRA, ha estado transfiriendo o prestando al gobierno más del 3% del PBI desde 2010 entre adelantos, letras y utilidades. Este uso de sus activos llevó a la entidad monetaria a una situación patrimonial cada vez más complicada, cambiando activos de alta calidad por otros de dudosa realización. A fines de este año, habrá utilizado unos 65.000 millones de dólares de las reservas internacionales de la Argentina para cumplir con los pagos de la deuda externa.

A su vez, para neutralizar el fuerte incremento que la financiación del déficit fiscal provocaría en la cantidad de dinero, la institución monetaria viene aumentando la emisión de letras y notas, pasivos por los que paga una tasa de interés nominal significativa, en tanto que la estabilidad del tipo de cambio hace que el valor en pesos de las reservas permanezca casi sin cambios. Es decir, los pasivos del BCRA están creciendo cada vez con más velocidad mientras que los activos se mantienen casi constantes o crecen lentamente.

Según un informe de IERAL Fundación Mediterránea, la contabilidad del BCRA, refleja claramente la fragilidad de la macroeconomía en Argentina, mientras que la punta del iceberg se ubica en el comportamiento fiscal.

La consecuencia de esta situación fue que la entidad monetaria tuvo que hacerse cargo de auxiliar masivamente al Tesoro, emitiendo dinero a tasas que crecen exponencialmente para prestarle al fisco nacional. Es por esta razón que el crédito al sector público ya explica dos tercios de los activos del BCRA.

Resultados de la política de subsidios

El informe de Bancos y Seguros destaca que diversas decisiones políticas respecto al gasto público hicieron que el gobierno nacional pase de un superávit primario de 2,5% del PBI en 2007, a un déficit de 2,7% en 2014, excluyendo utilidades del BCRA. La política de subsidios indiscriminados jugó un papel importante en esta evolución, ya que éstos hoy representan más del 5% del PBI, cuando no llegaban a 1% en 2006.

“Por supuesto que esta política económica ha tenido graves consecuencias para la calidad del activo del BCRA. La consecuencia ha sido que en 2014, el 66% del activo de la entidad esté representado por acreencias respecto al Tesoro Nacional, cuando en 2004 esa relación era apenas del 13,3%”, agregó el informe de IERAL.

En la misma línea, Pedro Rabasa, director de Empiria Consultores, sostuvo que “si el Banco Central aplicara como sistema de valuación el mismo esquema que aplican los bancos o el mismo que usaba la propia entidad, la cual valuaba sus activos a precio de mercado, estaría quebrado”.

De acuerdo a sus cálculos, con el pago al FMI en enero de 2006, que supuso un desembolso de 9.530 millones de dólares, el patrimonio neto del BCRA se volvió negativo y se mantuvo sin variaciones hasta principios de 2010. A partir de este año, el balance comenzó a sufrir un deterioro muy fuerte. Mientras que en 2009 el balance de la entidad cerró en unos 6.000 millones de dólares negativos, éstos se multiplicaron rápidamente por más de diez veces. Así, la política oficial de financiarse con el Banco Central dejó a la entidad monetaria con escaso margen de maniobra ante escenarios de stress.

“La tendencia es clara, el Gobierno ha ido reemplazando activos valiosos del BCRA, como son las reservas, por letras entregadas con vencimiento a 10 años, con un interés cero, que al final se renuevan y probablemente no se paguen”, enfatizó el economista Manuel Solanet.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet