Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

ES EJEMPLO DE PROBLEMAS EN EMPRESAS QUE CRECEN MUY RÁPIDO

Chobani de EEUU aprende de sus errores

Hamdi Ulukaya, fundador de Chobani Inc., solía decir que nadie podía manejar su empresa productora de yogur griego como él, orgulloso de haberla llevado a tener una facturación anual de US$ 1.000 millones sin ayuda de un "presidente ejecutivo profesional". Hoy en día, ese es el que Chobani está buscando.

21/5/2015

Se espera que en los próximos meses la empresa de yogur Chibani Inc., designe un sucesor para Hamdi Ulukaya, que permanecerá como presidente de la junta directiva.

El cambio es parte de un acuerdo que el empresario alcanzó con la firma de private equity TPG, que el año pasado hizo una muy necesaria inversión de US$ 750 millones en Chobani con la condición de que Ulukaya designara un nuevo presidente ejecutivo en el plazo de un año.

Según el mismo Ulukaya, el acuerdo se produjo porque Chobani había crecido más allá de su capacidad para gestionarla, luego que la compañía desencadenase en Estados Unidos el furor por el yogur de estilo griego y tuviese un crecimiento explosivo en el proceso.

Sin embargo, también empezó a tener serios problemas: las pérdidas de dinero y la construcción de la mayor fábrica de yogur del mundo la dejaron peligrosamente endeudada.

Las operaciones de Chobani estaban geográficamente dispersas, su sistema de proveedores era ineficiente y carecía de un adecuado equipo de control de calidad, una deficiencia que se puso de manifiesto en 2013, cuando la firma debió retirar del mercado no pocos lotes de yogur producido en su nueva fábrica.

Este costoso tropezón perjudicó la ventaja que tenía en ventas en un momento en que sus dos principales competidores, las potencias mundiales del yogur Dannone y Yoplait, incrementaban su producción de yogur griego para conquistar una tajada del nuevo mercado.

La historia es similar a la de otros emprendedores que trabajaron arduamente para convertir las firmas que crearon en compañías maduras para luego perder el control de las mismas.

Desde su punto máximo en enero de 2012, la participación de Chobani en las ventas de yogur griego en EE.UU. (excluyendo las pequeñas marcas y marcas propias de supermercados) descendió casi 15 puntos porcentuales a 44%, de acuerdo con analistas de Sanford C. Bernstein.

Ulukaya, de 43 años, debió entregar el control de la parte operativa de Chobani a un ejecutivo de TPG llamado Kevin Burns, quien apuntaló el personal de ventas, mejoró la logística y redujo costos. Y hoy la empresa es de nuevo rentable.

Para sacar a Chobani del agujero financiero, Ulukaya necesitaba ayuda. Recurrió a Bank of America Merrill Lynch, que lo puso en contacto con posibles inversionistas, y su acuerdo con TPG se cerró luego de evaluar a varios candidatos.

TPG instaló a nueve consultores en Chobani e hizo designar nuevo presidente interino y director operativo destinado a suceder a Ulukaya como presidente ejecutivo.

En el segundo semestre de 2014, la ganancia antes de impuestos de Chobani volvió a territorio positivo y la empresa espera un crecimiento porcentual de dos dígitos en las ventas y ganancias de este año, pese a estar aún lidiando con los efectos de sus errores del pasado.

Para Ulukaya, la mayor lección ha sido buscar ayuda de potenciales inversionistas "antes de que uno los necesite".


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet