Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

SE FRACTURAN COMPROMISOS FIRMADOS CON ANTERIORIDAD

El acuerdo automotriz del Mercosur, en crisis

Un posible tratado de libre comercio de Brasil, Uruguay y Paraguay con la Unión Europea, al que Argentina se opone, puede comprometer a la industria local. Alerta del gobierno a las terminales. Brasil quiere libre comercio con Europa, mientras que Argentina adoptó estos años como prioridad a China.

5/6/2015

En diciembre de este año se cumplirán 20 años de la una guerra no declarada entre Argentina y Brasil por el comercio automotor que ha tenido varios sobresaltos. Lo que se solucionó en parte por medio del Mercosur, con una Política Automotriz Común (PAC), tal vez pueda estallar en mil pedazos si Brasil, Uruguay y Paraguay acuerdan en el futuro inmediato un tratado de libre comercio con la Unión Europea (UE), al que la Argentina hoy no adhiere por su política proteccionista.

El tema preocupa al gobierno, por lo que el secretario de Comercio Augusto Costa mantendrá a partir del lunes encuentros con cada una de las terminales automotrices para analizar la evolución de producción, ventas, precios y también la de su comercio bilateral con Brasil.

La caída en la producción de las terminales argentinas nucleadas en ADEFA y de las brasileñas que componen ANFAVEA es un signo de preocupación de ambos gobiernos que muestran economías estancadas.

Un análisis de la situación publicado por Carlos Arbia en Infobae detalla al respecto que el mutilado final que tuvo la reunión de hace una semana en el Palacio de Hacienda entre los ministros Axel Kicillof, Héctor Timerman y Débora Giorgi con sus pares brasileños Armando Monteiro Neto y Mauro Viera, mostró que las relaciones entre ambos países no están bien.

Los funcionarios brasileños llegaron a la Argentina para cerrar una prórroga del acuerdo automotriz que vence el próximo 31 de junio, pero no pudieron lograrlo: la Argentina redobló la apuesta y pidió una reducción del contenido importado de los vehículos exportados por los países.

Ninguna de las dos delegaciones especificó cuándo y dónde se realizarán las próximas reuniones.

Hasta ese encuentro, ambos países estaban de acuerdo en renovar la PAC, el esquema que regula el intercambio comercial de autos, el cual permite (o permitía) a la Argentina vender un millón de unidades por año a Brasil sin impuestos y a la vez fija una cuota de importación desde ese mercado. Ese acuerdo se prorrogó por un año en junio de 2014.

Argentina y Brasil firmaron dos acuerdos para el sector automotor, comprometiéndose a preservar un mínimo del 11% del mercado brasileño para autos argentinos, y del 44,3% del mercado local para los productos de Brasil.

También se dispuso un término del intercambio que en la jerga técnica se denomina Flex de 1,5 que implica que por cada millón de dólares que Argentina exporta a Brasil, el vecino país puede vender a la plaza local productos por 1,5 millón de dólares. Pero Brasil negocia además una cuota de 450 mil unidades anuales de períodos anteriores que no logró cubrir.

Kicillof sostiene que "siempre desde el gobierno está la voluntad de colaborar y aparece la medida concreta, pero no siempre la solución, porque un problema como es el sector automotor, de los autos que se producen en Argentina, el 60% va a Brasil. Es decir, si un día los brasileños consumen cero auto, el 60% de nuestra industria está parada y como cayeron un 25% los patentamientos de Brasil y en particular, más cayeron unos modelos argentinos, esto no es culpa de la Argentina".

Al parecer -señala Arbia- “los funcionarios argentinos no se niegan a firmar la extensión del acuerdo, pero proponen no solo reducción de componentes importados sino una reducción arancelaria sobre el 97% de los productos del acuerdo.

“Esta visión se acerca a la de los economistas brasileños que analizan que Argentina prioriza los negocios con los chinos y por ese motivo Brasil podría apurar las negociaciones con la Unión Europea (UE) en los próximos días para asociarse en una zona de libre comercio similar al NAFTA que integran Estados Unidos, Canadá y México”.

También preocupa a las autoridades argentinas la reunión del próximo miércoles en Bruselas entre la CELAC y la UE, a la que la presidente Cristina Kirchner, de gira por Europa, no asistirá por temor a una nueva embestida de los holdouts. Sí concurrirá la presidente de Brasil, Dilma Rousseff, pero hasta ahora no se confirmó la presencia de ningún funcionario argentino.

"El actual momento económico que vive Brasil, con una caída del PBI en el primer trimestre el año, y el estancamiento de la economía argentina, muestran que la relación entre ambos países esta en un punto critico", manifestó al diario Infobae el economista Dante Sica, titular de la consultora Abeceb.com.


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet