Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

A LA ESPERA DE UN DECRETO DEL GOBIERNO NACIONAL

Está paralizada la venta de autos nuevos

En la víspera venció la última actualización del impuesto a los vehículos de alta gama y las concesionarias aguardan una señal del gobierno sobre el nuevo régimen que deje afuera del gravamen a los 0 KM de gama media y baja. La nueva norma se difundiría en las próximas horas y será retroactiva al 1 de julio.

1/7/2015

Sorprendió a la industria terminal automotriz, pero principalmente a las concesionarias, que el Boletín Oficial no trajera hoy la publicación del decreto reglamentario de la prórroga por otros seis meses del impuesto adicional a los autos de alta gama.

El régimen se divide en dos tramos de 30 y 50%, con nuevos valores de la base imponible. Los empresarios del sector tienen versiones de Industria y de la AFIP de que se mantendrá el impuesto con un ajuste proporcional a la variación de precios de los 0 KM.

En principio el Gobierno tiene previsto tranquilizar al sector, para lo cual elevará la base imponible hasta un nivel para que los modelos de gama media y baja no paguen ese impuesto. El objetivo es no afectar aún más a un mercado que se mantiene estancado pese a una mínima reacción que se registró en junio.

Según publicó hoy el matutino Infobae, “en Industria cumplieron con todos los deberes de actualización de las bases imponibles de toda la amplia gama de autos alcanzados por el impuesto a los denominados autos de lujo, pero hasta última hora de anoche la propuesta era analizada por la Secretaría de Legal y Técnica de Presidencia de la Nación, y por eso se demoró su publicación en el Boletín Oficial”.

Sin embargo, otras fuentes aseguran que la nueva norma se difundirá en las próximas horas con efecto retroactivo al 1 de julio, de modo de no afectar la tendencia de la industria, más allá de alguna complicación de demora de cierre de la transacción en las concesionarias.

Hasta ayer rigió el áspero decreto 2578, firmado por la presidente Cristina Kirchner, que estableció que los autos que tenían a partir de 1 de enero de 2015 un precio superior a $195.000 debían pagar al Estado una tasa del 30%, mientras que los mayores a $241.500 quedaban gravados con una alícuota del 50 por ciento.

Esa norma también modificó la base imponible para las motos y las embarcaciones deportivas de alta gama y ahora se espera que se repita la actualización, aunque en todos los casos quedarían excluidas las unidades de fabricación nacional.

"El objetivo de la modificación de las bases imponibles es no afectar la producción nacional y el trabajo con el impuesto interno, pero al mismo tiempo mantenerlo para aquellos bienes que representan consumos lujosos", había afirmado en enero la ministra de Industria, Débora Giorgi.

De acuerdo con datos oficiales, sólo 6,6% -unos 45.000- de los autos patentados estaba impactado por el impuesto. Con la actualización, según se dijo, ese porcentaje disminuyó a 2,7 por ciento, pero en el sector privado manejan valores superiores a 9% en el caso de las terminales y del 17% en las estimaciones de la consultora Abeceb.com, antes de los aumentos de precios que tuvieron lugar en el primer semestre de este año, recién finalizado.

 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet