Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Noticias

WOLFGANG SCHÄUBLE PREFIERE UNA POLÍTICA DURA HACIA GRECIA

Grecia fortalece al ministro alemán de Finanzas

Casi la mitad de los alemanes prefiere el estilo de Schäuble para negociar. Político veterano, sobreviviente de un intento de asesinato y fundador del euro, podría emerger como el principal rival interno de Merkel. "Es un principio general: no puedes prestarle más dinero a un deudor que es insolvente", explicó.

19/8/2015

Nunca Grecia ha sido tan omnipresente en el debate alemán como ahora. Todo el debate económico gira alrededor del país de 11 millones de habitantes enclavado en la península helénica. Después de todo, son los alemanes quienes más dinero están entregando para respaldar el nuevo rescate por hasta US$ 95 mil millones a las finanzas griegas.

Esa discusión no solo ha provocado fisuras en la Democracia Cristiana, el partido de la Canciller Angela Merkel, sino que ha levantado la figura de su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble. De acuerdo con los sondeos, la mayoría de la población hoy prefiere una política más dura hacia Grecia, como la que defiende Schäuble, considerado el ministro alemán de Finanzas más poderoso de la posguerra.

El 14 de agosto, el ministro alemán dio un paso adelante en su estrategia de obligar a Atenas a aceptar severas condiciones para acceder a un financiamiento extraordinario. Ese día, los ministros del Eurogrupo respaldaron el plan diseñado principalmente por Schäuble para que Grecia modifique su sistema tributario y privatice empresas estatales clave, entre otras medidas. Aunque el Fondo Monetario Internacional (FMI) todavía no resuelve si concurrirá al rescate, la fuerza del timonel alemán puede jugar un rol decisivo para conseguir los recursos necesarios.

Ahora los legisladores alemanes deben aprobar el paquete con las condiciones impuestas, más que nadie, por la propia Alemania en el seno del Eurogrupo, aunque existen temores de votos en contra de parlamentarios democristianos, los pronósticos apuntaban a que hoy el Bundestag aceptaría el plan.

Figura central de la reunificación de Alemania, Schäuble fue el socio permanente del canciller Helmut Kohl y hasta se pensó que sería el candidato ideal para sucederlo. Angela Merkel ha llegado a decir que Schäuble es "el mejor canciller que Alemania nunca tuvo". De hecho, fue presidente de la Democracia Cristiana entre 1998 y 2000, puesto que cedió a una Merkel que llevó de vuelta al partido a la cancillería en Berlín el 2005.

En cualquier caso, en opinión del periodismo, el ministro de 72 años tiene fuste para rato. Ha ganado su escaño en el Parlamento (Bundestag) desde 1972, lo que lo convierte en el legislador de mayor trayectoria.

El rigor de Schäuble y su obsesión con el euro tienen explicaciones incluso biográficas. En 1990, mientras hacía campaña en la recién reunificada Alemania, recibió tres disparos de un hombre que luego fue declarado demente. El intento de asesinato le hirió la espina dorsal y lo dejó paralizado de la cintura hacia abajo. Tres meses después, sin haber terminado la rehabilitación, volvió al trabajo en una silla de ruedas que lo acompaña hasta hoy.

En 1992, asistió al nacimiento del euro al estar para la firma, en Maastricht, Holanda, del acuerdo que fundó a la Unión Europea. Jean-Claude Juncker y él son los únicos políticos activos que estuvieron en ese momento embrionario de la moneda comunitaria.

Quizás por los esfuerzos involucrados en la construcción del euro, Schäuble habla como si su opinión representara la única mirada que puede haber en el Eurogrupo. "Es lo que he venido diciendo por años: Grecia puede permanecer como miembro de la zona euro sólo si hace un esfuerzo extraordinario", respondió hace unos días en una entrevista con la Deutsche Welle. Porque Grecia no es solo la más reciente tarea del ministro, sino también puede transformarse en la plataforma de una nueva aventura política.

Hace pocos días, el gobierno griego de Alexis Tsipras consiguió aprobar en el Parlamento las condiciones del rescate. A su pesar, lo logró gracias a los votos de la oposición. Su partido, el izquierdista Syriza, ya está roto por quienes creen que el gobierno claudicó sus principios de no aceptar lo que han denominado un chantaje del Eurogrupo.

El propio Schäuble observa que la única manera que tiene el gobierno de Tsipras de conseguir más dinero y plazos es dando vuelta el programa con el que llegó al poder. "Es un principio general: no puedes prestarle más dinero a un deudor que es insolvente", explicó. "La condonación de la deuda no está permitida por la ley europea".


 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet