Suscríbase

Reciba diariamente nuestro newsletter con toda la información empresaria.

Contáctenos

Comuníquese con la redacción de EmpresasNews.

E-Mail: redaccion@

Recomendar

Recomiende EmpresasNews a un amigo.

 

Opinión

POR SERGIO VENTURA *

Nuevos aires en los RRHH

Todos los organizadores de eventos para RRHH pensábamos que este año ya estaba casi perdido.

3/11/2009

La tormenta que arrasó con todas las acciones previstas para el sector comenzó con el conflicto con el campo y continuó con la crisis financiera internacional, el dengue, las elecciones en Argentina y la gripe A Pero de pronto comenzaron a sonar los teléfonos, y hoy el sector casi no da abasto. ¿Qué pasó? ¿El mercado se recuperó de golpe?

"Hay que pasar el invierno"...  

Durante todos estos meses, las acciones que tradicionalmente se pensaban para los RRHH entraron en "estado de hibernación" en la mayoría de las empresas. Si bien algunas compañías no se vieron afectadas en forma directa por la catarata de problemas que todos padecimos, se veían presionadas por sus accionistas o sus casas matrices para reducir al máximo todos los gastos posibles, y entrar en cuarteles de invierno.

Como había una necesidad de seguir vendiendo para mantener la maquinaria en marcha, continuaron adelante con algunas acciones de marketing. Pero todo lo relativo al personal, fue  postergado.

En muchísimos casos no se hicieron las fiestas corporativas de fin de año, y antes de eso ya se habían suspendido diversas actividades de capacitación y de motivación (para no hablar de bonificaciones y otros beneficios, que pasaron a ser un recuerdo de épocas mejores).

Como era de esperarse, ante estas cancelaciones más la crisis económica que impulsó diversas suspensiones y cesantías, el personal acusó recibo y respondió con conflictos en los equipos de trabajo, stress y desmotivación. A esto se sumó - durante la pandemia de gripe A - la obligada suplencia de compañeras embarazadas, sin mejoras en los sueldos ni capacitación específica para hacerse cargo de las tareas, y la presión por tener que lidiar con los chicos en casa, que no tenían colegio y pretendían que papá y mamá los ayudaran a realizar una enorme cantidad de tarea escolar.

Hoy, superadas la mayoría de las emergencias, el panorama comenzó a aclararse y - aunque no lo admitan públicamente - puertas adentro muchas empresas comenzaron a aceptar que quizá las acciones aplicadas para resguardarse de la crisis fueron desmedidas. Ya instalada la calma y en un contexto más estable comenzaron a mirar hacia sus propias filas, evaluando las consecuencias de la tormenta, y encontraron un panorama bastante aciago.

Muchos equipos de trabajo fueron diezmados (en algunas empresas desaparecieron divisiones enteras), y el personal que continuó con la tarea trabajó para lograr los objetivos previstos inicialmente, como si el mercado no se hubiera resentido.

La difícil tarea de la Gerencia de Recursos Humanos es curar heridas y volver las cosas a su senda natural. El personal necesita ser capacitado, motivado y fidelizado, y una buena manera es mediante una serie de acciones específicas. Los organizadores de eventos corporativos, una vez más volvemos al ruedo. 

Por fin llegó la primavera.

En ese contexto, las empresas comenzaron a demandar actividades concretas para recuperar el buen vínculo con su gente, y despejar dificultades.

Como si la primavera llegara también para los vínculos, desde las Gerencias de RRHH comenzaron a proponerse un "cambio de clima" en el entorno laboral, para "renovar el aire" del ambiente de trabajo luego de un año complicado, apuntalar a los equipos de trabajo y fortalecer la capacitación para encarar nuevas actividades.

En general, las acciones solicitadas responden a dos necesidades diferentes: la motivación, y la capacitación vivencial.En el área de la motivación, se pidieron ideas para sorprender al personal con productos innovadores que generasen un ambiente participativo, de forma de facilitar la integración e incentivar la tarea de los equipos de trabajo.

Esta demanda se resolvió con la propuesta de diversas actividades para realizar en forma grupal,  que permitieran sorprender a los empleados con algo innovador y además generar un espacio de esparcimiento y diversión. Asi fueron surgiendo actividades para abordar conceptos relacionados con el trabajo en equipo, la comunicación y la estimulación creativa, entre otros.

Dentro de esta gama de posibilidades, muchas organizaciones van un paso más allá pidiendo propuestas que indiquen su preocupación por el personal, a veces en sintonía con actividades de RSE que ya tienen en marcha. Por ejemplo, se propuso  un Happy Hour con juegos para realizar en las oficinas, con actividades de entretenimiento para los empleados, videoke, guerra de DJ, juegos interactivos, etc. y un animador profesional que coordinara las  actividades. Como un adicional, incluye el envío de un catering de picadas y snacks, acompañado con tragos realizados por los mismos empleados em un concurso de barmans.

A este proyecto se sumó la solicitud de incluir un menú "sano", compuesto por cereales y frutas antes que con "comida chatarra".  Así mismo, como este año el Día del Niño coincidió con el final de la pandemia por la Gripe A, muchas compañías resolvieron obsequiar a los hijos de sus empleados un kit de talleres y actividades personalizado según la edad, que se entregó en un paquete, a domicilio.  Ahora, además se aspira a realizar el festejo reconvirtiéndolo a Jornadas para padres e hijos.

Respecto a la formación se buscan actividades de capacitación vivencial, que trabajen aspectos clave para el desarrollo de las tareas laborales, como trabajo en equipo, límites y posibilidades,  coordinación de acciones, auto-confianza, colaboración,  aprendizaje, adaptación al cambio y cambio de paradigmas, además de autoevaluación, concentración y creatividad.

Así mismo se plantean situaciones de la vida laboral cotidiana o ejes "relacionales" vinculados con la comunicación, la resolución de conflictos, la toma de decisiones, el liderazgo, etc.  

Un paisaje más verde.

Mientras tanto, comenzaron a recibirse consultas, además, para la organización de las fiestas de fin de año. Quizá serán menos glamorosas que en otras temporadas: los números en vivo con celebrities dejarán lugar a los "covers", y los salones suntuosos pasarán a ser ambientes más informales, pero las fiestas empresarias vuelven a realizarse. Una medida más que oportuna, ya que los RRHH también merecen gratificarse y reunirse solo por diversión, luego de un año tormentoso.

* Director General de Kaizén
 

Presentación

Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Tamaño de letra Imprimir

Firenox Internet